Expertos en medicina genética analizan el sábado en San Sebastián el Diagnóstico Genético Preimplantacional

SAN SEBASTIAN, 7 (EUROPA PRESS)

El Diagnóstico Genético Preimplantacional centrará el congreso que, bajo el título “Maternidad y Paternidad en el siglo XXI”, reunirá a expertos en medicina genética el próximo sábado en el centro Kursaal de San Sebastián. El encuentro, organizado por la Asociación Guipuzcoana de Enfermos Neuromusculares, GENE, también abordará otras cuestiones relacionadas con “la decisión de ser padres y madres, y la adopción como alternativa a la descendencia biológica”.

Según informó hoy GENE, el diagnóstico genético preimplantacional es una “innovadora y reciente técnica que permite a personas con patologías de origen genético, como enfermedades neuromusculares, fibrosis quística, enfermedad de Huntintong y síndrome del X frágil, tener hijos sanos”, sin necesidad de exponerse a los riesgos de pruebas como la amniocentesis.

Este procedimiento ofrece la posibilidad de conocer si un embrión obtenido por fecundación in vitro es portador de alteraciones genéticas o carece de ellas, en cuyo caso se implanta en el útero. La principal ventaja reside en que, “a diferencia de otros tratamientos, se pueden excluir anormalidades específicas sin necesidad de interrumpir un embarazo ya establecido y en proceso”.

GENE destacó que hoy día esa técnica “tan sólo se aplica en centros sanitarios privados”, por lo que consideró “importante” que Osakidetza la incorpore a su lista de servicios gratuitos.

La Asociación Guipuzcoana de Enfermos Neuromusculares se constituyó de forma pionera en 1991, y actualmente cuenta con 845 socios, “de los que un tercio están afectados por este heterogéneo grupo de enfermedades de origen genético que actúan sobre el músculo, en el nervio, o en la unión entre ambos, y que se caracterizan por ser progresivas, invalidantes e incurables”.

Según indicó, en Gipuzkoa “destacan por su alta prevalencia las distrofias de cinturas, que las padecen 67,5 personas por millón de habitantes y representa la tasa más alta del mundo”. Urola Costa y Bajo Deba son las comarcas donde se ha detectado una mayor frecuencia de esta patología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *