La Junta establecerá a principios de año el derecho a seleccionar embriones libres de genes asociados a enfermedades

CORDOBA, 2 (EUROPA PRESS)

La Junta de Andalucía tiene previsto para el primer trimestre de 2005 tener ultimado el decreto con el que establecerá el diagnóstico genético preimplantacional por el que se permitirá seleccionar los embriones libres de carga genética asociada a determinadas enfermedades como la hemofilia o la distrofia muscular.

La consejera de Salud, María Jesús Montero, que presidió hoy en Córdoba la reunión del Consejo Andaluz de Salud, afirmó que “esta nueva medida supondrá un gran impacto social a largo plazo, ya que el número de pacientes afectados por este tipo de dolencias se verá reducido al igual que el consumo de los recursos sanitarios”.

De esta forma, la consejera explicó que el desarrollo de esta técnica se establecerá “como una prestación del sistema sanitario público andaluz y se inscribirá dentro del incremento de recursos y prestaciones que la Consejería de Salud llevará a cabo en los próximos años para mejorar la atención que se oferta a las parejas que tienen problemas de fertilidad o que requieren una asistencia específica a la hora de ser padres por presentar determinados problemas de salud”.

Por otra parte, la Junta también tiene previsto aprobar a lo largo del primer semestre de 2005 un decreto que regulará los derechos y las condiciones que deben regir la atención sanitaria que reciben los menores “con objeto de prestarles una asistencia integral, personalizada y adaptada a sus necesidades específicas”.

Según explicó Montero, la puesta en marcha de esta normativa supondrá “el reconocimiento explícito del derecho que los menores tienen a recibir una atención sanitaria en condiciones de intimidad, confidencialidad y dignidad personal, basada en la libertad y el respeto a las creencias de estos pacientes y sus familiares”.

La normativa incluirá además algunos aspectos básicos “para ofrecer unas buenas condiciones de hospitalización a los pacientes infantiles, regulando el derecho de los mismos a estar acompañados por sus padres y contemplando además las condiciones en las que debe producirse la hospitalización de los menores para impulsar la reintegración de los mismos en su entorno habitual”.

Este decreto regulará también la atención prestada por los profesionales sanitarios en los distintos niveles asistenciales, las características que deben cumplir las habitaciones hospitalarias y el derecho de los menores y sus padres a recibir información sobre cualquier actuación relacionada con su salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *