Ciencia.- Científicos estadounidenses anuncian progresos en la producción de hidrógeno a bajo coste

WASHINGTON, 30 (EUROPA PRESS)

Científicos de un laboratorio federal estadounidense y una empresa privada anunciaron el lunes haber progresado en la búsqueda de la producción de hidrógeno con un coste menor, un objetivo que se encuentra en el centro de la política energética de la Administración de George W. Bush y que pretende reducir la dependencia de Estados Unidos del petróleo extranjero.

Investigadores del laboratorio federal de investigación nuclear, Inell, y la empresa de ingeniería Ceramatec Inc. explicaron en rueda de prensa haber descubierto una forma de producir hidrógeno por electrólisis a partir de agua a alta temperatura.

En lugar de usar la electrólisis convencional para separar el hidrógeno del agua, el mismo procedimiento a altas temperaturas (como las que se registran en el vapor de agua procedente de la refrigeración de un reactor nuclear) permite obtener más hidrógeno, explicaron los científicos.

La tasa de conversión del agua asciende a un 45 ó 50 por ciento a alta temperatura en comparación con el 30 por ciento, aproximadamente, en una electrólisis convencional, indicaron los científicos. La electrólisis consiste en hacer pasar corriente eléctrica en el agua.

“Es una innovación crucial en la primera etapa del proceso que permitirá producir hidrógeno a partir de agua y no de carbón”, afirmó Stephen Herring, el principal responsable de este proyecto de Inell (Laboratorio Nacional de Ingeniería y Medioambiental de Idaho), que depende del Departamento de Energía.

Esta técnica de producción de hidrógeno debería ser económicamente rentable y además limpia con el medio ambiente, insistió. Pero este proyecto necesita la construcción de una nueva generación de reactores nucleares mientras que Estados Unidos ha dejado de construir los convencionales desde hace varios años.

Para que el hidrógeno pueda convertirse en la principal fuente de energía, reemplazando a los hidrocarburos, hay que superar primero varios obstáculos económicos, técnicos y medioambientales, según los expertos del sector.

En primer lugar, hay que producir hidrógeno a bajo coste y sin contaminar el medio ambiente. El segundo desafío consiste en transportar el hidrógeno y almacenarlo en los depósitos de los vehículos para que alimente las pilas de combustible. Por último, hay que lograr reducir el precio astronómico de esas pilas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *