Un método de la UGR permite determinar si un infectado por SIDA contrajo la enfermedad en últimos seis meses

GRANADA, 29 (EUROPA PRESS)

El grupo virus de transmisión hemática de la Universidad de Granada, encuadrado dentro de la Red de Investigación en SIDA en un proyecto coordinado desde Barcelona e integrado por 32 centros nacionales está desarrollando un algoritmo que permitirá predecir si el portador del virus fue contagiado antes o después de seis meses, según informó la UGR.

En la actualidad no hay ninguna metodología similar y, por tanto, esta red permitirá hacer una sistematización de los nuevos contagios y, así, valorar el patrón epidemiológico y las vías de transmisión de las personas que se infectan actualmente en nuestro país.

En este sentido, la Universidad de Granada aplica unas técnicas que comprueban “la avidez que tienen los anticuerpos para interactuar con los antígenos del VIH (virus de inmunodeficiencia adquirida que provoca la enfermedad del SIDA)”, señaló la doctora Carmen Bernal Zamora, promotora de estas investigaciones en la UGR.

Los anticuerpos que se generan en los primeros meses tras el contagio tienen una afinidad con el virus distinta que los posteriores. Normalmente, un índice de avidez muy bajo es señal de que los anticuerpos han surgido como consecuencia de una infección reciente.

Los resultados obtenidos con estos ensayos han sido presentado en el Congreso Internacional de Medicina Interna celebrado recientemente en la Universidad de Granada.

DIAGNOSTICO FIABLE EN MENOS TIEMPO

Otros trabajos que lleva a cabo la doctora Bernal están relacionados con la disminución del tiempo de espera para obtener un diagnóstico fiable. En la actualidad, a alguien que quiera saber si está infectado por el VIH, se le recomienda que espere dos meses después del último contacto de riesgo: una relación sexual sin protección o el uso de una jeringuilla usada anteriormente por otra persona, entre otros.

Sin embargo, actualmente se están implantando técnicas que permiten acortar el tiempo para realizar un diagnóstico entre cuatro y seis semanas después de la infección. Según Bernal, esto se ha conseguido gracias a la utilización de técnicas que permiten detectar a la vez los anticuerpos y los antígenos que el organismo crea tras el contacto con el VIH.

ESTUDIOS CON RETROVIRALES

Igualmente, el doctor Federico García García trabaja dentro de la misma red, en resistencia al tratamiento VIH. Los estudios van destinados a comprobar si el virus tiene alguna mutación en su secuencia y si condiciona que sea resistente a un fármaco en concreto. Con ello, se puede saber si un aumento de la carga viral se debe a un fracaso terapéutico para cambiar el tratamiento.

Estos estudios sobre antirretrovirales son muy importantes en un momento en que la comunidad científica internacional ha reconocido que la sociedad ha generado falsas expectativas acerca de una vacuna que tardará en aparecer, ya que, entre otras cuestiones, se trata de un virus que tiene entre una de sus principales características, su gran facilidad para mutar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *