Investigadores del CSIC desarrollan una gama de productos cárnicos cardiosaludables basados en las nueces

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

Un equipo de investigadores del Instituto del Frío, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha desarrollado una gama de productos cárnicos que podría aumentar las propiedades cardiosaludables de la carne, al incorporar en ella la nuez.

En concreto, los científicos han obtenido carne enriquecida con el perfil lipídico de las nueces, beneficioso para el organismo, así como con fibra, proteínas y vitaminas de este fruto seco, cuyo consumo está inversamente relacionado con el riesgo de padecer un infarto de miocardio.

Según informó el CSIC en un comunicado, los productos cárnicos desarrollados por los investigadores del CSIC para evaluar su efecto funcional en humanos son filetes y salchichas con un 20% de nuez, lo que supone niveles de grasa próximos al 13%, donde más del 85% procedería de este fruto seco.

“Estos nuevos filetes y salchichas tienen limitada la presencia de ciertos compuestos no deseados, como la grasa animal, y además incorporan una combinación compleja de compuestos bioactivos con actividades y efectos beneficiosos sobre factores de riesgo de patologías coronarias”, explica Francisco Jiménez Colmenero, coordinador de la investigación.

Estudios epidemiológicos señalan que el consumo frecuente de frutos secos, y en particular de nueces, reduce el peligro de sufrir un infarto de miocardio, al margen de otros factores de riesgo como la edad, el sexo, el consumo de tabaco, la hipertensión, el peso o el ejercicio. No obstante, el consumo medio de nuez está por debajo de lo recomendado.

El consumo de 150 gramos de cualquiera de estos derivados proporciona alrededor del 70% de la cantidad diaria de nuez adecuada para contribuir a disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, según recomienda la agencia estadounidense de la alimentación y los medicamentos (FDA).

Los investigadores del CSIC, en colaboración con colegas de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense y del Hospital Universitario Puerta de Hierro, sostienen que un modo de favorecer la ingestión de nueces puede ser incorporarla como ingrediente en alimentos de consumo mucho más frecuente, como es el caso de la carne. En la actualidad estudian el posible efecto beneficioso que proporciona el consumo de estos derivados cárnicos en pacientes con riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

ALIMENTOS FUNCIONALES

Un alimento funcional puede ser un alimento natural o transformado en el que se han producido modificaciones mediante procedimientos tecnológicos y biotecnológicos. Más allá de su valor nutricional habitual, este tipo de alimentos debe tener un efecto beneficioso sobre una o más funciones específicas en el organismo, de forma que se pueda mejorar el estado de salud y bienestar, y reducir el riesgo de enfermedad.

Los efectos beneficiosos de la nuez han sido atribuidos, al menos en parte, a su peculiar perfil lipídico, caracterizado por un elevado contenido graso (62% al 68%) donde la mayor parte la conforman los ácidos grasos más saludables: monoinsaturados y poliinsaturados. A esta composición hay que añadir su contenido de fibra (5% al 10%), proteína (14%), vitaminas y minerales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *