Un equipo de expertos de la UGR diseña un programa informático para mejorar la agudeza visual en pacientes con miopía

GRANADA, 22 (EUROPA PRESS)

Un equipo de investigación de la Universidad de Granada (UGR) ha diseñado un programa informático de entrenamiento para la mejora de la agudeza visual en pacientes con miopía, denominado “3 Axial Visual Training.1”, que permite reducir el uso de lentes correctoras “a casos excepcionales y siempre y cuando el individuo tenga una miopía leve, es decir, que su gradación no exceda de la dioptría o dipotría y media”, según aseguró la autora de esta tesis doctoral de la UGR, Débora Godoy Izquierdo.

En declaraciones a Europa Press, Godoy Izquierdo, del departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la UGR, explicó que este sistema informático “pretende validar los estudios que ya en la década de los 70 y los 80 estaban llevando a cabo distintos psicólogos y que, básicamente, consiste en controlar y manipular las distancias y el tamaño de los objetos para aumentar la agudeza visual de los sujetos”.

En este sentido, puntualizó que este método “no va dirigido directamente a corregir las dioptrías de un paciente como por ejemplo permite la cirugía refractiva, sino a mejorar ciertos comportamientos de las personas que agravan su miopía como pueden ser ver la televisión de cerca o leer un libro con poca luz”.

En cuanto a los parámetros que utiliza este soporte informático, desarrollado por la empresa 3 Axial Tecnology, Godoy Izquierdo avanzó que el mismo utiliza “ejercicios visuales sencillos como intentar enfocar de lejos, aunque con un soporte tecnológico más avanzado que permite avanzar respecto a sistemas más traduicionales”.

De hecho, destacó que “algunos ópticos y optometristas que han colaborado en este estudio ya han mostrado su interés por implantar este sistema”, un trabajo del que dijo “persigue poner en manos de los especialista en visión un instrumento o herramienta más para sus pacientes”.

“Se trataba de poner en práctica unas teorías del campo de la psicología que se remontan a principios del siglo XX, y que más tarde comenzaron a experimentarse en la década de los 70 y los 80, al servicio de los profesionales de la visión”, reiteró.

En cuanto a la mejora cuantitativa de la agudeza visual, dicha experta apuntó que en una escala de 0 a 1 –siendo 1 el máximo de agudeza visual– “hemos conseguido que pacientes que partían con una agudeza de 0,2 décimas de punto alcancen niveles cercano a 1 puntos”.

“Con este aumento de la agudeza visual, siempre y cuando la persona tenga poco más de media dioptría, podemos conseguir que vea bien gracias a estos entrenamientos oculares”, recalcó Godoy Izquierdo, quien añadió a Europa Press que “en personas que tengan más dioptrías podemos conseguir que la gradación que necesite sea inferior a la que ya trae consigo”.

SESIONES DE MANTENIMIENTO CADA SEIS MESES

Los resultados muestran que los beneficios conseguidos se mantienen al menos durante ocho meses, período de seguimiento realizado en este estudio, si bien dicha experta sostuvo que “para mantenre en el tiempo este aumento de la agudeza visual el paciente debería de someterse a sesiones de mantenimiento cada seis meses o una vez al año, en función de cada caso y de lo que prescriba el profesional óptico”.

Para comprobar la eficacia del programa informático, se realizaron del orden de 20 a 36 sesiones, cinco por persona, a un total de 37 individuos seleccionadas aleatoriamente, en su mayoría alumnos de la UGR, con diferentes grados de miopía de hasta -3,50 dioptrías y de astigmatismo leve.

Cada sesión duró una media hora y constaba de varios ejercicios, basados en dos técnicas denominadas “fading” y “feedback”, para uno o los dos ojos. Estos procedimientos consisten en ir reduciendo progresivamente el tamaño de los estímulos presentados y aportar información a la persona sobre sus ejecuciones visuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *