Brasil.- Una mujer hemipléjica a la que se trasplantaron células madre propias recupera el movimiento y el habla

RIO DE JANEIRO, 19 (EUROPA PRESS)

Una brasileña de 54 años, víctima de una hemorragia cerebral que la dejó hemipléjica y sin habla, recibió un trasplante de células madre extraídas de su propio cuerpo, que fueron inyectadas en su cerebro y en 17 días recuperó el movimiento y el habla.

Esta terapia, probada por primera vez en Brasil, podría indicar que las células madre pueden ser eficaces en la recuperación de pacientes víctimas de problemas vasculares, informó hoy a la prensa el doctor Hans Fernando Dohmann, director del hospital Pro-Cardiaco de Rio de Janeiro, donde se realizó este tratamiento “experimental”.

Una sola experiencia exitosa con una sola persona en el mundo no quiere decir que ese resultado se repita en otros pacientes, afirmó Dohmann, pero “diría que estamos en una nueva era en la investigación del tratamiento para esta enfermedad”.

La experiencia fue realizada por la Universidad Federal de Río (UFRJ) y el Hospital Pro-cardiaco en la paciente Maria da Graça Pomeceno, de 54 años. La prueba será repetida en otras catorce personas.

Las células madre, extraídas de la médula ósea de la pelvis de la paciente, se inyectaron en su cerebro cinco días después de haber sufrido una hemorragia cerebral. Fueron inyectadas por medio de un catéter introducido por la arteria femoral y liberadas únicamente en la arteria cerebral central media, donde normalmente ocurren los problemas que provocan la hemorragia.

Las células madre implantadas en esta región del cerebro fueron capaces de formar nuevos vasos sanguíneos. Al regenerar nuevas pequeñas arterias, la vascularización de la zona aumentó, lo mismo que la llegada de oxígeno, glucosa y otras sustancias que ayudan a regenerar las neuronas.

Maria da Graça Pomeceno apareció en la televisión subiendo las escaleras de su casa y pronunciando algunas palabras, después que la hemorragia le hubiese paralizado el lado derecho de su cuerpo, y provocado grandes dificultades de comprensión y pérdida del habla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *