El Ejército de Tierra inicia hoy la campaña Antártica 2004-05 con la marcha de sus militares

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

Los primeros ocho militares integrantes de la Campaña Antártica 2004-2005 inician hoy su marcha hacia la Base Antártica Española (BAE) “Gabriel de Castilla”. La gestión y el mantenimiento de esta base es responsabilidad del Ejercito de Tierra, el cual da soporte logístico a los investigadores que en ella realizan sus estudios, además de realizar estudios de interés militar.

El viaje, por vía aérea tiene una primera escala en Buenos Aires, donde, durante dos días, completarán su formación con unas conferencias en el Comando Antártico Argentino. Posteriormente, se trasladarán a Ushuaia (Argentina) para embarcar en el Buque de Investigación Oceanográfica (BIO) “Hespérides”, teniendo prevista la llegada a Isla Decepción del día 28 de noviembre. La Base estará en pleno funcionamiento los primeros días del mes de diciembre.

Estos primeros componentes son parte de los 43 científicos civiles y 14 militares que al mando de un comandante del Ejército Tierra que desarrollarán los diferentes proyectos de investigación durante la presente Campaña.

Llevarán a cabo, entre otros proyectos civiles, la observación de la actividad sísmica y volcánica de la Isla Decepción (TOMODEC), la elaboración de un modelo digital tridimensional de las fracturas responsables de la actividad volcánica en la isla y la instalación de una nueva estación meteorológica. En ellos participan universidades de Madrid, Granada, Santiago de Compostela y el Instituto Nacional de Meteorología.

Por su parte, el Ejército de Tierra, paralelamente al apoyo a los citados proyectos, desarrollará los suyos propios en diversas áreas. En el campo de la sanidad, realizarán, entre otros, una valoración del estado nutricional de todo el personal presente y sometido a temperaturas extremas. En el área de Medio Ambiente se implantará un Sistema de Gestión Medioambiental según la Norma UNE-EN-ISO 1400, para ello se llevará a cabo un estudio de impacto ambiental global causado por las actividades de la Base “Gabriel de Castilla”.

En el campo de las transmisiones se experimentará con comunicaciones a larga distancia. También está previsto probar material de campamento y equipo para bajas temperaturas.

Desde hace dieciséis años España realiza estudios científicos en la Antártida. Lo hace a través del buque oceanográfico “Hespérides”, del buque de apoyo “Las Palmas” y de sus dos instalaciones fijas, las Bases Antárticas “Juan Carlos I” y “Gabriel de Castilla”. Esta última está situada en la isla Decepción, un volcán activo, lo que la convierte en un entorno muy adecuado para la investigación y en un perfecto laboratorio natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *