La Fundación Atapuerca incrementará su presupuesto para el 2005 en un 30 por ciento

Carbonell anuncia la posible presentación de alegaciones a la autovía Burgos-Logroño

BURGOS, 12 (EUROPA PRESS)

El presupuesto de la Fundación Atapuerca para el próximo ejercicio será de 862.000 euros, 194.389 euros más que en el presente año, lo que supone un incremento del 30 por ciento con respecto al del presente año.

El aumento servirá para potenciar la difusión cultural y científica del trabajo que se realiza en los yacimientos arqueológicos de la sierra burgalesa y sus descubrimientos.

La internacionalización es otro de los retos de la Fundación para el próximo año. Las partidas más significativas son las que mayor aumento económico recibirán, como es el caso de la de apoyo a la investigación, que este año contará con 257.098,18 euros. Se distribuirá sobre todo en las 17 ayudas económicas a la investigación.

El dinero servirá además, para la promoción de las publicaciones institucionales y de las nuevas tecnologías, como la web oficial o su tienda virtual, que abrirá este mes.

Por lo que respecta a las actividades de difusión, el presupuesto del proyecto básico contempla una dotación de unos 94.000 euros. El montante de este proyecto se verá incrementado posteriormente con patrocinios y colaboraciones económicas de distintas entidades.

El patronato de la Fundación tiene unas previsiones de ejecución de actuaciones estipuladas para este año que rondarán el millón de euros, lo que supone un crecimiento aproximado de un 48 por ciento sobre lo que inicialmente estaba previsto.

ACTIVIDADES PARA AÑO QUE VIENE

La directora del Área de Gestión Cultural de la Fundación, Amalia Pérez Juez, ha asegurado que una de las actuaciones de divulgación más importantes que se vienen realizando desde el pasado mes de junio es el Instituto Cervantes, que sirvió para dar cabida a las conferencias de distintos ponentes sobre Atapuerca, a través de su red de centros mundial.

Entre otras conferencias, Pérez Juez destacó las de Gloria Cuenca, doctora del equipo de Juan Luís Arsuaga, la que ofreció en Atenas Juan Luis Arsuaga en octubre, y la que dará José María Bermúdez de Castro en Moscú la semana que viene.

El Instituto Cervantes ha expresado su interés de renovar el acuerdo de divulgación científica en el extranjero en los próximos dos años. Así se cerraría un ciclo de tres años de divulgación internacional sobre Atapuerca en todos los centros del Instituto.

La exposición del Centro Virtual Cervantes se inaugurará el próximo mes de diciembre. Se llamará “Atapuerca, el observatorio de la prehistoria”, y quienes lo deseen podrán acceder a ella a través de la página web del Instituto Cervantes.

Con el objetivo de dar un contenido científico a la divulgación, el Área de Gestión Cultural participó en distintas conferencias, congresos y seminarios en los últimos meses, como en el Forum convocado por la UNESCO hace una semana en Eslovenia.

Amalia Pérez Juez adelantó además, que el próximo 28 de noviembre se celebrará la segunda marcha a pie a los yacimientos de Atapuerca por parte de la Asociación Aspanias.

Para 2005 el Cervantes es otra vez un punto fuerte, así como la rotación de la exposición que la Fundación inauguró recientemente en Canarias, que recorrerá distintos puntos del país.

Añadió que la Fundación realizará un programa de sensibilización para niños, junto con ArqueOcio el año que viene.

EUDALD CARBONELL

Por su parte, el codirector de las excavaciones en la sierra de Atapuerca Eudald Carbonell , indicó el orden de construcción de los tres edificios previstos en el solar de la evolución humana en Burgos.

El primero en levantarse, será el centro de referencia en investigaciones arqueológicas, que dirigirá José María Bermúdez de Castro.

El segundo será el Museo de la Evolución Humana, y el Palacio de Congresos y el Auditorio quedará “en suspensión”, a la espera de que se defina la fórmula de financiación.

La construcción del museo la asumirá la Junta de Castilla y León, mientras que el centro de investigación quedará en manos de la Administración central y la autonómica, que pagarán los gastos al 50 por ciento.

Carbonell valoró estos compromisos, pero adelantó que la Fundación Atapuerca “tomará cartas en el asunto en el problema de la autovía Burgos-Logroño”, ya que podría tener un impacto importante sobre los yacimientos.

Aseguró que cuando estos proyectos salgan a exposición, la Fundación intervendrá para realizar las alegaciones pertinentes. Señaló que si las obras afectaran al complejo en el que se realizan las excavaciones, éstas quedarían excluidas de Patrimonio de la Humanidad.

“Lo que vamos a hacer como Fundación es informarnos, y en el caso de que haya algún problema, haremos alegaciones para que se construya en condiciones”, señaló.

El objetivo es que la autovía no afecte al área patrimonial y que concurra en ella “las mejores condiciones para que el espacio ecológico, el espacio social, científico y cultural no lo machaque una infraestructura”.

Por el contrario aseguró que esta autovía podría complementar los accesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *