Investigadores de Valdecilla identifican una molécula que promueve la muerte de células tumorales sin dañar a las sanas

El trabajo, realizado en colaboración con la Universidad de Michigan, se ha publicado en una acreditada revista especializada en oncología

SANTANDER, 11 (EUROPA PRESS)

La Unidad de Genética Molecular del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla ha identificado la actividad de una molécula que bloquea a la proteína anti-apoptópica, denominada Bcl-2, y que tiene la particularidad de impedir la muerte de las células cancerosas.

Los resultados de este trabajo, desarrollado en colaboración con investigadores de la Universidad de Michigan, quienes han sintetizado químicamente la molécula, se han publicado el 1 de noviembre en “Cancer Research”, una de las más acreditadas revistas internacionales especializadas en oncología.

El estudio ha sido financiado por la Red Temática de Investigación Cooperativa del Instituto de Salud Carlos III, cuyos fondos gestiona el Instituto de Formación e Investigación Marqués de Valdecilla (IFIMAV), de la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales del Gobierno de Cantabria. Representa también una interesante aportación del Servicio Cántabro de Salud (SCS), en cuyo hospital de referencia se ha identificado por primera vez un posible fármaco contra una diana terapéutica en cáncer.

La proteína mencionada (Bcl-2) presenta niveles altos en diferentes tumores, incluido el cáncer de mama, y proporciona resistencia a la quimioterapia, razón por la cual constituye una buena diana terapéutica.

La molécula identificada por los investigadores de Valdecilla, a la que se ha bautizado como YC137, inmoviliza un importante mecanismo de supervivencia utilizado por muchas células tumorales y promueve la apoptosis, o muerte, en células de cáncer de mama sin afectar a las células normales.

EN CULTIVO

Todos estos resultados se han obtenido con diferentes tipos de células en cultivo, por lo que habrá que esperar a las conclusiones que se obtengan en modelos animales y en ensayos clínicos para confirmar la posible utilidad terapéutica de YC137.

Otro dato de interés que aporta este trabajo es la descripción de un mecanismo de resistencia a YC137 por parte de las células tumorales. La resistencia de las células tumorales a los fármacos representa un grave problema en el tratamiento del cáncer. Por este motivo, es de gran importancia identificar estos mecanismos para modificar lo antes posible la estrategia terapéutica utilizada.

En este trabajo se demuestra que las células resistentes a YC137 se hacen, por el contrario, más sensibles al tratamiento con paclitaxel o adriamicina, utilizados habitualmente en cáncer de mama, por lo que una posible estrategia para aumentar la eficacia sería la combinación de estos compuestos.

En el trabajo han participado Pedro José Real y José Luis Fernández- Luna, como responsable, de la Unidad de Genética Molecular; y Jaime Sanz- Ortiz, del Servicio de Oncología Médica, por parte del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla; y el grupo de Shaomeng Wang, por la Universidad de Michigan (Estados Unidos), según informa el Servicio Cántabro de Salud en un comunicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *