Las primeras líneas celulares llegan a Granada ante la perspectiva de aplicarse en terapia en “un mínimo” de cinco años

El científico Bernat Soria declara que es un “día histórico” para la investigación y “uno de los más felices” de su vida

GRANADA, 10 (EUROPA PRESS)

Las primeras líneas celulares de origen embrionario procedentes del Instituto Karolinska de Estocolmo se encuentran desde ayer martes en el Banco de Líneas Celulares de Andalucía, ubicado temporalmente en el Hospital Virgen de las Nieves de Granada para iniciar las investigaciones que cuentan con un plazo “mínimo” de cinco años para su aplicación en terapia celular.

Estas líneas serán las que utilizará el científico Bernat Soria para el desarrollo de su proyecto de investigación destinado al tratamiento de la diabetes, un hecho que Soria ha calificado como “día histórico” para la investigación y “uno de los más felices” de su vida.

Las dos líneas cedidas por el Instituto sueco y que permitirán iniciar los proyectos de investigación en Andalucía,–concretamente, el proyecto de Soria para tratar la diabetes a través de la obtención de células secretoras de insulina– han llegado hoy a Granada, después de que ayer fueran recogidas en el aeropuerto de Madrid y trasladadas hasta Granada en una furgoneta de transporte especial, conservadas en nitrogeno líquido a una temperatura entre 110 y 150 grados bajo cero.

El primer paso a seguir ahora, según explicó en rueda de prensa el científico alicantino Bernat Soria empezará por la descongelación y cultivo de la líneas celulares, para pasar posteriormente a su caracterización, a la vez que se procederá a la obtención de secciones de líneas que serán enviadas al Laboratorio de Terapia Celular de Diabetes de Sevilla, continuando el resto en el Banco, que también se dedicará a obtener sus propias líneas celulares a través del cultivo, un proceso que requerirá un periodo de un año.

Así, el profesor Soria podrá trabajar con estas líneas celulares para obtener células productoras de insulina, que se trasplantarán a ratones diabéticos antes de pasar a modelos de experimentación humana.

Por ello y ante las expectativas de distintas asociaciones de enfermos que han depositado sus esperanzas de curación en la investigación con células madre, el científico ha llamado a la “prudencia” y ha manifestado que se trata de un “proceso lento”, si bien dijo que aunque “nadie puede decir que esta sea la solución, pero si hay solución está claro que la encontraremos investigando” y por ello “las asociaciones de enfermos diabéticos están posicionados a favor de esta línea de actuación”, según dijo.

Soria pidió “prudencia”, al ser preguntado por la aplicación de estas investigaciones y la posible curación de enfermedades ya que según dijo “en medicina no hay panaceas”, si bien indicó que para la investigación y su aplicación clínica cinco años sería el “mínimo” plazo de tiempo necesario para conocer si las células pueden convertirse en “un producto nuevo para la terapia celular”.

Por su parte, el director del Banco, Angel Concha, preguntado por si la llegada de las líneas celulares posibilitará el aumento de proyectos de investigación, señaló que el hecho de que el Banco se encuentre en Andalucía será un “revulsivo” para muchos investigadores y señaló que la buena predisposición del Gobierno está haciendo que Andalucía se sitúe en una “posición de liderazgo” en la investigación.

Además, Concha señaló que el Banco “está llamado a coordinar y a animar” a los grupos de investigación internacionales, ya que, según dijo, “nace con esta vocación”.

Por su parte, el director general de Calidad, Investigación y Gestión del Conocimiento de la Consejería de Salud, Antonio Torres, consideró que la llegada de las células viene a reforzar el papel de apoyo del gobierno a esta tipo de investigación en la que Andalucía se pone hoy “a la vanguardia”.

Además, indicó que la Junta ha invertido ya más de un millón de euros en el Banco de Líneas Celulares de Andalucía que se trasladará hasta el Centro de Investigaciones Biomédicas del Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud.

En Andalucía existen cuatro líneas principales de investigación, la del tratamiento de la diabetes, dirigida por Bernat Soria; del Parkinson dirigida por José López Barneo, en Sevilla; las ostogénisis, dirigida desde el Hospital Costa del Sol de Málaga por el doctor José Becerra Ratia y la del Centro de Investigación de Trasplantes ubicado en el Hospital Carlos Haya (Málaga) dedicada a procedimientos de trasplante celular y dirigida por Fernando Rodríguez Fonseca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *