CE, “optimista” de que el ITER vaya a Cadarache ya que EEUU y Japón serán convencidos “tarde o temprano”

BRUSELAS, 9 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea se mostró hoy “optimista” de que el reactor de fusión termonuclear ITER se construya finalmente en Cadarache (Francia) ya que, en su opinión, los socios internacionales más reticentes en alusión a Estados Unidos y Japón serán convencidos “tarde o temprano” de los beneficios del sitio francés, según indicó el portavoz de Investigación del Ejecutivo comunitario, Fabio Fabbi, en rueda de prensa.

Los socios del proyecto –la UE, Rusia, Estados Unidos, Japón, Rusia y Corea del Sur– discuten hoy en Viena por segundo día consecutivo la mejor candidatura para albergar el ITER entre Cadarache o la candidatura japonesa de Rokkasho.

“Seguimos siendo optimistas. Creemos que Cadarache es el mejor sitio y pensamos que tarde o temprano los otros socios serán convencidos. Por supuesto, las negociaciones siguen en curso y esperamos a esta noche para ver dónde estamos y si hay posibilidades de un acuerdo”, afirmó Fabbi.

El portavoz del comisario Louis Michel insistió en que Bruselas nunca ha dicho que las autoridades japonesas habían retirado su candidatura a favor de Cadarache, tal y como se apuntó ayer lunes en varios medios.

En cualquier caso, confirmó que la Comisión prepara una decisión en base al acuerdo final al que se llegue entre los socios del ITER. La UE se dio a finales de septiembre dos meses de plazo para convencer a Estados Unidos y Japón de que participen en el proyecto y amenazó con seguir adelante con el mismo prescindiendo de estos dos países si no se logra un acuerdo antes del 25 de noviembre.

Los ministros de Investigación de los Veinticinco pidieron a la Comisión que continúe negociando con los socios internacionales sobre la sede del ITER, “teniendo en cuenta la ventajosa posición de Cadarache desde el punto de vista medio ambiental y científico”. También alcanzaron un consenso sobre la necesidad de que “la cooperación internacional (en el proyecto) sea la más amplia posible e implique al mayor número de socios posible”.

Pero al mismo tiempo encargaron al Ejecutivo comunitario que examine “las implicaciones financieras de los posibles escenarios para el ITER”, en una referencia indirecta a la posibilidad de que EEUU y Japón acaben fuera del proyecto. En todo caso, hay un acuerdo en que no se superará la actual contribución del presupuesto comunitario, que es de 1.850 millones de euros, un 40 por ciento del coste total.

El ITER está bloqueado desde hace un año a causa del desacuerdo de los 6 socios del proyecto sobre su sede, ya que mientras China y Rusia apoyan a Cadarache, Estados Unidos y Corea del Sur se han alineado con la candidatura japonesa de Rokkasho.

La posibilidad de que la UE siga adelante con el proyecto sin Japón y Estados Unidos ha sido sugerida por la Comisión y por Francia, que ya han apuntado que la aportación de estos dos países podría sustituirse con la entrada de nuevos socios y con aumentos de los países de la Unión Europea.

El Ejecutivo comunitario anunció en septiembre que India, Suiza y Brasil estarían dispuestos a participar en el proyecto europeo, aunque sólo los suizos han concretado la cuantía que aportarían a ITER. Además, el ministro francés de Investigación, François d”Aubert, formalizó ante sus colegas su oferta de aumentar la contribución de Francia al ITER de 475 a 914 millones de euros, un 20 por ciento del coste total.

INTERÉS DE ESPAÑA

La ministra de Educación y Ciencia, María Jesús Sansegundo, también insistió en que “el deseo de todos es que el ITER sea un proyecto lo más internacional posible”, aunque reconoció que la UE “está haciendo un movimiento”, gracias al aumento de la contribución francesa y al interés de los nuevos socios. En todo caso, se mostró muy cauta sobre la posibilidad de una iniciativa de la UE en solitario, y apuntó que “es necesaria una nueva ronda internacional para tener todos los datos”.

Preguntada por la eventualidad de que España pueda aumentar su contribución para paliar una posible ausencia de Estados Unidos y Japón del ITER, Sansegundo insistió en que la decisión española dependerá del resultado de las negociaciones que se mantengan de aquí al 25 de noviembre.

La ministra recordó el interés de España por el ITER, ya que albergará la Agencia Europea de Fusión y uno de los dos directores europeos del proyecto será un español, según el acuerdo que adoptó el Consejo en noviembre pasado al quedar descartada la candidatura de Vandellós (Tarragona) en beneficio de Cadarache. El ITER es el segundo gran proyecto en importancia a nivel internacional después de la Estación Espacial Internacional. Su presupuesto asciende a 4.470 millones de euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *