Patayarroyo dice que el calentamiento de la tierra está provocando el resurgimiento de enfermedades infecciosas

VALENCIA, 08 (EUROPA PRESS)

El investigador colombiano Manuel Elkin Patarroyo señaló hoy en Valencia que el calentamiento global de la tierra está provocando el resurgimiento de enfermedades infecciosas y la aparición de otras que los seres humanos no tenían.

Patarroyo, que impartió la conferencia “La muerte de una enfermedad o el desarrollo de la vacuna sintética contra la malaria” en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Valencia (UIMP), cree que en el año 2050 la población mundial se “habrá visto visiblemente reducida” como consecuencia de la expansión de enfermedades de tipo infeccioso.

Al respecto, indicó que de seis mil millones de personas que actualmente pueblan el planeta, se podría reducir hasta unos cuatro mil millones de personas en menos de 50 años.

El médico colombiano alertó sobre la “rapidez” de expasión de las enfermedades infecciosas, que “si antes los mosquitos viajaban en barco, ahora lo hacen en jet” y recordó que a principios del siglo XX la gripe, se expandió en meses, mientras que en 2003 la neumonía asiática “apenas tardó 24 horas en recorrer el planeta”.

Además, también destacó que el “hacinamiento de gente pobre” en determinadas zonas del planeta, especialmente en el “cinturón tropical” del planeta, conforman una condición determinante en la expansión de enfermedades infecciosas.

La investigación mundial invierte en enfermedades 70 millones de dólares al año, de los cuales el 70 por ciento proviene del sector público, según Patarroyo que subrayó que son los ciudadanos a través de sus impuestos quienes pagan el 68,8 por ciento de estas investigaciones, otra parte la pagan las ONG y menos del 20 por ciento las multinacionales farmacéuticas, que “son quienes se llevan las patentes”.

Patarroyo explicó que tanto él como su equipo de investigación se encuentran trabajando desde hace 25 años en el desarrollo de una vacuna de índole sintética contra la malaria, “a diferencia de las otras que son biológicas”. Asimismo, subrayó que con ello “mejoramos lo que la naturaleza da para que esta vacuna sea cerca del 100 por cien efectiva”.

En este sentido, Patarroyo expresó su deseo de que la vacuna que están investigando sea “adquirida por todo el mundo” y por ello han donado la patente a la humanidad, “no como respuesta a las multinacionales farmaceuticas”, porque, aclaró, “no nos interesa competir, queremos que la humanidad la tenga con muy poco coste”.

LA MALARIA EN EL MUNDO

El curso, que llevará a cabo Manuel Patarroyo, junto con su hijo el también médico Manuel Alfonso Patarroyo, y que tendrá lugar hasta el próximo 12 de noviembre en la UIMP, analizará la malaria en el panorama de enfermedades infecciosas en el mundo, los mecanismos de infección, la inmunidad o la resistencia natural frente a la enfermedad, que afecta a más de 300 millones de personas al año en todo el mundo y por la que mueren cerca de dos millones y medio de personas, especialmente niños menores de cinco años.

La malaria está transmitida por la picadura de la mosquita anófeles que introduce en la persona una larva que tiene a nivel de las glándulas salivares, va por la sangre hasta el hígado y se reproduce hasta 30.000 veces en una semana y luego sale con forma de pera que infecta los globulos rojos. Una vez allí, los infecta cerca de 50 veces cada 48 horas lo que puede causar la muerte en 15 o 20 días. La sintomatología habitual en esta enfermedad es fiebre, dolor de cabeza, vómito, dolor oseo, anemia o cansancio.

En algunas zonas, el mosquito que transmite la enfermedad ha desarrollado “resistencia” ante sustancias insecticidas, y el parásito a los antibióticos. Así, esto ha llevado a la “dificultad” de controlar tanto la tasa de infección como la diseminación de la enfermedad, según explicaron desde la UIMP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *