López Barneo estima que los ensayos pilotos en humanos con células madre “tardarán al menos en dos años”

SEVILLA, 8 (EUROPA PRESS)

El catedrático de Fisiología de la Facultad de Medicina de Sevilla y uno de los principales investigadores en células madre de la Junta de Andalucía, José López Barneo, estimó hoy que los ensayos clínicos con humanos, lo que se conoce como la Fase II de la experimentación, “no estarán en el caso de las enfermedades neurodegenerativas al menos hasta dentro de dos años”, ya que, según explicó, “no es igual tratar una metástasis externa en el cerebro que en otro sitio del cuepo humano”.

López Barneo, quien hoy inauguró junto con la consejera de Salud, María Jesús Montero, y el rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Florencio, el Laboratorio de Investigaciones Biomédicas (LIB) de Sevilla, se refiró así al inicio de unos experimentos con material genético humano “que primero habrá que experimentar con ratas, para luego hacerlos con cerdos, primates y, posteriormente, con humanos”.

“Dudo que puedan realizarse ensayos pre-clínicos, es decir ensayos pilotos en pacientes, al menos hasta dentro de dos años”, reiteró dicho experto, quien añadió: “Ojalá me equivoque, aunque al menos en el caso de las enfermedades neurodegenerativas no será hasta ese tiempo porque no es igual tratar una metástasis externa en el cerebro que en otro sitio del cuepo humano”.

Del mismo modo, López Barneo, experto en el campo del Parkinson, dijo: “Estoy seguro que en la diabetes ocurrirá igual y tardará meses o incluso años antes de que puedan esyarase en pacientes”, puesto que “antes las propias células humanas habrá que experimentarlas en modelos animales como roedores, cerdos y primates”.

Según consideró, “de ir bien las investigaciones en células madre, tardaríamos al menos ese tiempo, puesto que tiene múltiples claroscuros, limitaciones y, además, no es la panacea ni muchísimo menos, aunque si una puerta que se abre muy interesante”.

“Soy muy cauto y en mi trabajo siempre voy de las ratas al mono y de éste y al paciente, esa es mi experiencia”, añadió Bareno, quien subrayó que, “en Medicina, hay que incentivar a la población, pero también hay que ser muy cauto, ya que en el caso concreto de la investigación biomédica, se juega con las esperanzas de los pacientes y creo que el obtener éxito con en la terapia celular utilizando células madre es muy incierto; ya veremos”. “Igual hay suerte y se aplica en poco tiempo, pero puede ser que haya mala suerte y se tarden décadas”, declaró.

“LIDERAR LA INVESTIGACIÓN BIOMÉDICA”

En cuanto al Laboratorio de Terapia Celular y Medicina Regenerativa, Montero sostuvo que el mismo supone “liderar la investigación biomédica, así como un impulso decidido por esta investigación en Andalucía, que colocará a la comunidad a la cabeza de las investigaciones en el estado, aunque también pretendemos que lo sea en el conjunto de la UE”.

Estas instalaciones, que se encuentran ubicadas en el complejo hospitalario Virgen del Rocío de Sevilla, suponen una ampliación del Laboratorio de Investigaciones Biomédicas del centro sevillano, dirigido por López Barneo.

La puesta en marcha de las nuevas dependencias, que han supuesto una inversión de 3,1 millones de euros, ha sido posible gracias a un convenio suscrito entre las consejerías de Salud y de Innovación, Ciencia y Empresa, a través de la Universidad de Sevilla.

Bajo la coordinación del profesor Juan José Toledo Aral, el laboratorio trabajará en el desarrollo de nuevas terapias basadas en el trasplante de células para aplicarlas a pacientes que sufren enfermedades neurodegenerativas, como el Parkinson. En este sentido, se utilizarán tanto células madre adultas como embrionarias, para la obtención de neuronas que produzcan dopamina y su autotrasplante a los pacientes con Parkinson.

Alrededor de 15 científicos desarrollarán su trabajo en el nuevo laboratorio, que cuenta con un espacio de 200 metros cuadrados distribuidos en dos unidades en las que se han instalado avanzadas tecnologías para la realización de los estudios con células madre.

El Laboratorio de Terapia Celular se constituye así en “uno de los nodos que integran el Programa Andaluz de Terapia Celular y Medicina Regenerativa”, que también abarca otras investigaciones relacionadas con la diabetes, las dolencias osteomusculares y los trasplantes. El eje de este programa es el Banco de Líneas Celulares de Granada, que constituye el nodo central del Banco nacional de Líneas Celulares.

Según Barneo, la ubicación del nuevo Laboratorio de Terapia Celular y Medicina Regenerativa “permitirá además estrechar los lazos de colaboración en estudios genéticos con la nueva Unidad de Genética y Reproducción Asistida del complejo hospitalario Virgen del Rocío”.

UNIDAD DE GENÉTICA

Montero también inauguró el nuevo Laboratorio de Genética y Reproducción Asistida del Hospital Virgen del Rocío, que permitirá “duplicar prácticamente” la actividad de fecundación “in vitro” desarrollada en el centro, alcanzando los 400 ciclos anuales de FIV-TE y 12.000 consultas.

Además, el Laboratorio de Genética y Reproducción Asistida del Virgen del Rocío realizará el denominado Diagnóstico Genético Preimplantatorio, un procedimiento que permite seleccionar los embriones libres de carga genética asociada a determinadas enfermedades, como la hemofilia o la distrofia muscular.

“ANDALUCÍA, PRIMERA EN REGULAR EL DIAGNÓSTICO PREIMPLANTACIONAL”

Según Salud, Andalucía será la primera comunidad autónoma que va a regular el diagnóstico preimplantacional como nuevo derecho de los usuarios de la sanidad pública para situaciones clínicas concretas. En este sentido, la Consejería está tramitando una normativa que estará ultimada en el primer trimestre de 2005.

Para la puesta en marcha Salud de este laboratorio, Salud ha invertido un total de 625.444 euros, de los que 468.404 han correspondido a equipamiento tecnológico y los 157.040 restantes a las obras de adecuación realizadas.

Por lo que respecta a sus instalaciones, el nuevo Laboratorio, ubicado en el Hospital de la Mujer del Virgen del Rocío, tiene una superficie de 191 metros cuadrados, distribuidos en dos consultas médicas, una sala de transferencia, una sala de postransferencia, una sala de exploración y un laboratorio de fecundación “in vitro”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *