Físicos de la USC estudian los refrigerantes y lubricantes más apropiados para equipos de aire acondicionado

Investigan el uso de dióxido de carbono como refrigerante natural alternativo para no perjudicar el medio

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 8 (EUROPA PRESS)

Un equipo de físicos de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) desarrolla un estudio de los refrigerantes y lubricantes de nueva generación más apropiados para equipos de aire acondicionado y otros sistemas de refrigeración doméstica e industrial.

Buena parte de este proyecto se centra en el uso del dióxido de carbono como refrigerante natural, según informó hoy el Centro de Innovación y Transferencia de Tecnología (Citt) de la USC en un comunicado de prensa.

La coordinadora del proyecto es Josefa Fernández Pérez, del Departamento de Física Aplicada de la USC. Esta experta explica que en los años 70 se empezaron a utilizar gases CFCs (clorofluorocarbonos) para sistemas de refrigeración, aire acondicionado e incluso aerosoles, pero se descubrió que dañaban la capa de ozono y que contribuían al efecto invernadero.

Surge entonces la necesidad de sustituirlos por refrigerantes de nueva generación. Además, los lubricantes utilizados en los sistemas de refrigeración resultaron ser incompatibles con los nuevos refrigerantes, por lo que se hizo necesario encontrar aceites alternativos.

Los gases CFCs se fueron sustituyendo por otros hasta llegar a los HFCs (hidrofluorocarbonos). Sin embargo, se detectó que estos últimos, aunque no son perjudiciales para la capa de ozono, repercuten en el calentamiento de la Tierra. Esto obliga a cambiarlos por otros más ecológicos y los sustitutos que se están estudiando son el dióxido de carbono, amoniaco, propano y butano, entre otros.

ACEITES VEGETALES

La coordinadora de este proyecto explica que una molécula de un refrigerante de tipo HFC emitida a la atmósfera es tan perjudicial como si se liberasen 1.000 moléculas de dióxido de carbono. Por esta razón los investigadores avanzan en el estudio del dióxido de carbono como refrigerante natural, que sería “más barato porque tiene otras aplicaciones industriales y se produce fácilmente”.

Además, se están desarrollando para el CO2 nuevos lubricantes, puesto que los que se usaban en los sistemas de refrigeración con CFCs eran derivados del petróleo, no biodegradables y muy contaminantes.

Tal como declara Fernández, “la tendencia actual es el uso de lubricantes sintéticos biodegradables, derivados de aceites vegetales provenientes de la naturaleza, a partir de semillas, por ejemplo de girasol o de ricino. No obstante, su uso es un objetivo a largo plazo, ya que supondrían un coste importante para el usuario2.

VISCOSIDAD

El equipo de la Universidad de Santiago estudia las propiedades termofísicas de los lubricantes, refrigerantes y sus mezclas a varias presiones. “Se trata de propiedades como la densidad o la viscosidad”, indica la profesora Josefa Fernández, quien señala que, “para saber si un lubricante es idóneo para un determinado refrigerante, lo más importante es conocer el comportamiento de sus propiedades termofísicas con la presión y la temperatura”.

La profesora Fernández señala que los lubricantes y refrigerantes están sometidos a cierta presión dentro de los aparatos de aire acondicionado y demás sistemas de refrigeración, de ahí la importancia de medir sus propiedades termofísicas a presión.

El Laboratorio de Propiedades Termofísicas de la USC fue el primero que empezó a trabajar en Galicia en propiedades termofísicas a presiones elevadas. Es, además, el único laboratorio en España que dispone de una técnica para medir la viscosidad a altas presiones. Por ello compañías como Repsol YPF están interesadas en el seguimiento de sus proyectos de investigación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *