CEAM asegura que el cambio climático previsto para dentro de 50 años “es ya una realidad en el Mediterráneo”

VALENCIA, 8 (EUROPA PRESS)

El director del Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM), Millán Millán, afirmó hoy, en la I Semana de la Ciencia que celebra la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir”, que el cambio climático que se había previsto para dentro de unos 50 años “es ya una realidad en el Mediterráneo”, según informaron fuentes de esta institución académica.

Durante su intervención, Millán mostró, a partir de una serie de proyectos cofinanciados por la Unión Europea, la “importancia” de los procesos de cambio climático en el Mediterráneo occidental. De la misma manera, “fruto de una dilatada experiencia y de un gran volumen de datos y modelos numéricos de gran precisión”, mostró también la “importancia” que los procesos climáticos regionales tienen en la geografía mediterránea más cercana, pero también en el clima global, añadieron las mismas fuentes.

En este sentido, Millán explicó que las precipitaciones en el Mediterráneo están controladas por el ascenso del aire marino sobre las cordilleras costeras y que, en un comportamiento natural, dicho ascenso genera lluvias veraniegas en forma de tormenta. Sin embargo, explicó que “los cambios en el uso del suelo, así como la emisión de gases contaminantes están modificando los patrones de lluvia”.

Como consecuencia, explicó, se ha producido un “notable” descenso de estas tormentas de verano, tanto en las costas como en el interior, y “sobre todo y más preocupante”, se genera un incremento de las precipitaciones en forma de gota fría.

Millán continuó que, al no descargar las masas de aire su humedad como precipitaciones en tierra, este vapor de agua se desplaza hacia el Mediterráneo por las capas estratificadas, donde se acumula y aumenta el efecto invernadero. Este vapor de agua, subrayó, tiene una capacidad para generar gas invernadero “47 veces superior al nocivo CO2”. Así, la acumulación de ozono a baja altura, fruto de la actividad humana, “produce un sobrecalentamiento 200 veces superior al CO2”.

Las masas de aire cálido y húmedo, al encontrarse con frentes fríos, producen cada vez con más frecuencia la “peligrosa” gota fría, la cual puede manifestarse en cualquier lugar de la cuenca mediterránea, pero “con especial incidencia en la Comunidad Valenciana”, indicó el director del CEAM.

Millán recalcó que este proceso se ha transformado en cíclico y que la desertización y la contaminación atmosférica generan la desaparición de tormentas de verano e intensificación de la gota fría, que erosionan y provocan “más aún” la desertización.

En este sentido, una de las investigaciones “más novedosas” del grupo dirigido por Millán es la referida a la implicación del cambio climático en el Mediterráneo a escala global, ya que se “ha demostrado que ha sido la causa de las recientes inundaciones catastróficas en el centro de Europa, y afecta también a la formación de los frentes ciclónicos y las precipitaciones en el Atlántico”, explicó este experto.

MINIMIZAR EMISION GASES

Como posible solución, para disminuir todas estas situaciones, plantea “minimizar la emisión de gases contaminantes”. Así, Millán hizo referencia a la conservación de la capa vegetal, pues resulta “fundamental” para lograr que las nubes se formen a cotas inferiores a las cordilleras y llueva. Por ello, destacó “la importancia de la conservación de las zonas verdes, la reforestación, e incluso la protección medioambiental de pequeñas cuencas mediterráneas que puedan generar lluvia”.

Millán expuso estas teorías en la primera de las conferencias sobre ciencias marinas que se han programado en la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir, con motivo de la I Semana de la Ciencia, que reunirá, hasta el próximo 12 de noviembre en la sede de Santa Ursula del campus de Valencia, a expertos en medio ambiente, oceanografía, biología marina y meteorología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *