Ciencia.- Astrónomos consiguen primera imagen con rayos gamma, clave para descubrir el origen de los rayos cósmicos

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

Un equipo internacional de astrónomos ha conseguido la primera imagen realizada nunca de un objeto astronómico usando la potente energía de los rayos gamma, lo que puede ayudar a resolver el origen de los rayos cósmicos. Su investigación, publicada esta semana en la revista “Nature”, se realizó usando el Sistema de Alta Energía Estereoscópica, un sistema de cuatro telescopios, situado en Namibia (Sudáfrica).

Los astrónomos estudiaron los restos de una supernova que explotó hace 1.000 años, dejando tras de sí una estela de desechos, que vistos desde la Tierra, suponen dos veces el diámetro de la Luna. La imagen resultante ayuda a resolver el misterio sobre el que los científicos llevan haciendo conjeturas desde hace 100 años: el origen de los rayos cósmicos, que son partículas extremadamente energéticas que bombardean la Tierra continuamente. De hecho, miles de ellas pasan a través de nuestros cuerpos cada día.

La producción de rayos gamma en esta oleada de partículas chocantes procedentes de la supernova indica que ésta actúa como un acelerador gigante de partículas, y de esa manera se convierte en una fuente probable de rayos cósmicos en nuestra galaxia.

Según Ian Halliday, uno de los principales colaboradores del estudio, “los resultados suministran la primera prueba inequívoca de que las supernovas son capaces de producir grandes cantidades de rayos cósmicos galácticos, algo que se sospechaba desde hace bastante tiempo, pero que nunca se había podido confirmar”.

La radiación más penetrante que se conoce procede de los rayos gamma, ya que son alrededor de un billón de veces más energéticos que los rayos X que pudiera producir una máquina de rayos X de hospital. Esto hace muy difícil usarlos para crear una imagen, ya que pasan directamente a través de cualquier superficie que pudiera utilizarse para reflejarlos.

Los rayos gamma de los objetos en el espacio exterior no llegan hasta la Tierra ya que son detenidos por la atmósfera, de forma que cuando esto ocurre se produce un pálido destello de luz azul que dura algunas billonésimas partes de segundo. Los astrónomos utilizaron imágenes de estos destellos de luz, llamada radiación Cherenkov, para hacer una “imagen” con rayos gamma por primera vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *