Científicos establecen en Valencia los protocolos para una base de datos sobre tumores del Sistema Nervioso Central

VALENCIA, 22 (EUROPA PRESS)

Un total de 21 grupos de científicos europeos y americanos pertenecientes al proyecto europeo para combatir el cáncer “eTUMOUR”, liderado por la Universitat de València, se reúnen desde ayer en Valencia para establecer los protocolos clínicos y científicos para la generación de una base de datos “única en el mundo” destinada a mejorar el diagnóstico y la selección de tratamientos en tumores cerebrales del Sistema Nervioso Central y que permitirá “alargar el tiempo y la calidad de vida de los pacientes”, según indicó hoy el catedrático de Química-Física de la Universitat de Valencia, Bernando Celda.

Celda hizo estas declaraciones antes de comenzar la II reunión del proyecto eTUMOUR enmarcado en el programa europeo “Combating Cáncer” del IV Programa Marco Europeo, que, con un presupuesto de casi 8 millones de euros, está coordinado por el grupo de investigación de Aplicaciones Biofísicas y Biomédicas de la Resonancia Magnética Nuclear (RMN), de la Universidad de Valencia.

La base de datos, pretende, según Celda, “generar un programa que ayude al diagnóstico de los tumores del cerebro a partir de datos moleculares obtenidos dentro de equipos de resonancia Magnética”. Además, explicó, este proyecto permitirá “perfilar el diagnóstico, el pronóstico y una terapia mucho más adecuada para los pacientes con tumores cerebrales”.

Celda señaló que con esta iniciativa se podrá mejorar la “referencia para el diagnóstico” que actualmente permite clasificar los tumores y en consecuencia aplicar una terapia adecuada. Sin embargo, según dijo, esta referencia “no es suficiente” ya que hay que incluir los “nuevos datos del siglo XXI”.

En este sentido, y para mejorar la clasificación del tipo y gradación de los tumores cerebrales, se incluirán datos metabólicos y genéticos — a través de chips de ADN que permitirán comprobar de forma directa las alteraciones genéticas del genoma de un organismo — que complementarán la información histológica tradicional. De esta manera, se conseguirá “un mejor diagnóstico” y una “mejor selección de la terapia”.

Con todo ello, adelantó, el proyecto incluirá información clínica, resultados de anatomía patológica, imágenes anatómicas de Resonancia Magnética de Imagen, datos moleculares de espectroscopía de Resonancia Magnética in vivo y resultados ex vivo de tejidos de biopsias de genética y metabólica.

El catedrático destacó que este proyecto permitirá además, realizar diagnósticos en el campo de la pediatría, lo que consideró “muy importante” ya que los tumores cerebrales representan la primera causa de muerte en niños menores de 15 años y la segunda en edades comprendidas entre los 15 y los 34 años.

Asimismo, este banco de datos abarcará unos 900 casos de pacientes adultos y 35 casos pediátricos y se elaborará durante los tres primeros años, de los cinco que dura el estudio –hasta 2009–. Pasado estos tres años inciales, se realizará, durante un año, un periodo de validación y aplicación en centros y hospitales de todo el mundo.

De esta manera, en 2006 se comenzará a aplicar el sistema durante un año en diferentes centros y hospitales del mundo para realizar una validación final del producto con el fin de establecer “un control de calidad” del proyecto y obtener resultados “fiables” y “reproducibles”. En este sentido, señaló, se aplicará en el Instituto Valenciano de Oncología (IVO), en el hospital de Alzira y en el Hospital Universitario Doctor Peset, el único hospital valenciano “que posee una resonancia magnética pública”.

El resto de hospitales públicos de la Comunidad, según explicó el catedrático, “están preparados para aplicar este proyecto”, aunque, según dijo, a la hora de adherirse al mismo habrá que negociar con los propietarios de las resonancias magnéticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *