El Museo de Zoología de la Universidad de Navarra, segunda colección de invertebrados de España

La muestra cuenta con más de 2,5 millones de ejemplares, según un informe sobre biodiversidad

PAMPLONA, 18 (EUROPA PRESS)

El Museo de Zoología de la Universidad de Navarra constituye la segunda colección de invertebrados de mayor tamaño de España. Así lo muestra un informe publicado por la red GBIF (Infraestructura Mundial de Información en Biodiversidad) en el que se analiza la situación de las colecciones de historia natural españolas.

Según este estudio, la muestra del campus de Pamplona cuenta en la actualidad con más de 2.500.000 ejemplares, superada por el Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), que posee más de 5 millones de ejemplares.

El Museo de la Universidad de Navarra se constituyó en 1980 como depositario del material de investigación clasificado por los miembros del departamento de Zoología. Según afirma el director del Museo, el catedrático Rafael Jordana, “primero llevamos a cabo una identificación decimal manual de cada ejemplar utilizado en las tesis doctorales y los proyectos de investigación y, de esta manera, todo lo que se estudiaba se archivaba”.

Las colecciones comenzaron a informatizarse en 1981. Un profesor, Arturo Ariño, desarrolló en su tesis doctoral un programa informático para la gestión del museo.

En la base de datos están registrados aproximadamente 2 millones de ejemplares. Rafael Jordana destacó que en la muestra se recogen más de 9.000 especies: 6.297 correspondientes a la parte informatizada, y unas 3.000 más de los fondos antiguos que están en proceso de informatización.

Como otras colecciones faunísticas de investigación, el Museo de Zoología de la Universidad de Navarra está abierto a los investigadores de todo el mundo que deseen consultar sus fondos.

En estos momentos se encuentra inmerso en un proyecto cuyo objetivo es permitir al público un acceso virtual a sus fondos, a la par que otras instituciones como el CSIC, British Museum, Smithsonian Institution y diversas universidades de todo el mundo.

Para este catedrático, además del volumen de ejemplares, la muestra destaca por otros motivos. Así, constituye una de las pocas que cubre la mesofauna del suelo. También destaca por el volumen de datos reales informatizados, su larga trayectoria en la gestión de sus datos -que comenzó hace dos décadas- y por suponer una fuente de ideas y propuestas que se están incorporando a los estándares internacionales de gestión de bases datos de biodiversidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *