Ballenas.- Japón no logra que se levante parcialmente la moratoria sobre la caza comercial de ballenas

BANGKOK, 12 (EUROPA PRESS)

Japón fracasó hoy en su intento de que se levante parcialmente la moratoria sobre la pesca comercial de la ballena de Minke a causa de la oposición de las partes firmantes de la Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Salvajes (CITES) que se está celebrando en Bangkok.

Los miembros de la CITES estimaron que era demasiado pronto para aligerar las medidas de protección de los grandes mamíferos marinos, durante estos debates que figuran entre los más agitados que se han llevado a cabo hasta ahora en la reunión de Bangkok que terminará el jueves próximo.

Japón había hecho un nuevo llamamiento a los 166 firmantes para que no se sometan “al imperialismo cultural” de los gobiernos occidentales, que en su mayoría son hostiles al proyecto de reanudar las capturas.

Para Japón, las reservas de ballena de Minke se han reconstituido suficientemente para que la especie sea transferida del anexo I de la CITES (comercio prohibido) al anexo II (especies comercializables dentro del límites de las cuotas). Según la CITES existen más de un millón de ballenas de Minke en el mundo.

La actual moratoria sobre la pesca fue impuesta en 1986 por la Comisión Ballenera Internacional (CBI), pero desde 1987 Japón practica una pesca tildada de “científica” que debe causar el próximo año la muerte de 820 ballenas de gran tamaño.

La delegación japonesa prometió que “jamás” abandonaría su campaña, argumentando que la pesca de la ballena forma parte de la herencia cultural del país. El archipiélago debe responder a una fuerte demanda de productos del mar.

“Grandes incertidumbres pesan sobre la evolución de las poblaciones de ballenas de Minke. Permitir el comercio de carne de ballena a través de la CITES habría sido un desafío a la autoridad de la CBI”, declaró Susan Lieberman, del Fondo Mundial para la Vida Salvaje. Algunos países como Noruega, Islanda, Camboya y ciertos Estados del Caribe aportaron no obstante su apoyo al Japón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *