Una clínica de Barcelona ofrece embriones en adopción por primera vez en el mundo

BARCELONA, 7 (EUROPA PRESS)

El Institut Marqués de Barcelona ofrecerá en adopción un total de 1.700 embriones congelados cuyos padres biológicos han dejado su destino en manos de la clínica. La iniciativa, pionera en el mundo, se pondrá en marcha a partir del próximo 1 de noviembre, cuando empezarán a implantarse embriones en madres receptoras.

El objetivo es que “estos embriones puedan vivir y encontrar una madre, en vez de cederlos a la investigación”, aseguró la ginecológica de esta clínica, Marisa López-Teijón. El programa se llevará a cabo desde el Centro Internacional de Medicina Avanzado (CIMA) de Barcelona.

Se calcula que en España hay un total de 80.000 embriones congelados, sobrantes de parejas que se han sometido a técnicas de fecundación “in vitro”. La Ley de Reproducción Asistida establece cuatro posibles destintos para estos embriones.

Hay la posibilidad de que puedan donarse a otras mujeres que los necesitan, implantarlos más adelante a la propia madre biológica, destruirlos o donarlos para la investigación científica, aprovechando la apertura de los dos centros de investigación con células madre.

No obstante, “hay muchas parejas que no responden y dejan a manos de la clínica el destino de sus embriones”, según López-Teijón. Así, sólo el 6% de parejas consultadas por el Institut Marqués quiere destinarlos a la investigación, el 2,6% opta por destruirlos, mientras que el 61,7% no sabe o no contesta.

“Estos últimos no se deciden y muchos nos llaman pidiendo que seamos los propios ginecólogos quienes decidamos qué hacer con sus embriones porque tienen miedo a que sus hijos se encuentren con hermanos, críticas del entorno o temor a arrepentirse”, explicó hoy esta especialista.

Ante esta situación, el Institut Marqués ha decidido poner en marcha la primera unidad de adopción de embriones. “Pueden acceder a este programa mujeres mayores de edad con plena salud mental y física que estén en edad biológica para tener hijos”, aseguró el ginecólogo Manel Elbaile.

En principio, la edad límite de las mujeres para poder acceder a este programa de adopción es de 45 años, aunque hasta los 50 “si hay una valoración médica previa y un ginecólogo que se vea capaz de llevar adelante el embarazo también se puede estudiar”, señaló López-Teijón.

TRATAMIENTO “INDOLORO”.

El tratamiento previo para recibir el implante de embriones –de uno a tres máximo– es “indoloro”, aseguró Elbaile. “La mujer sólo debe aplicarse unos parches en la piel y unos óvulos de progestosterona para preparar el útero”, precisó.

Posteriormente, “se le transfiere el embrión en el cuello del útero” a través de un procedimiento que “no requiere ingreso hospitalario” y al cabo de 14 días se le realiza la prueba del embarazo para conocer si está esperando un hijo, según Elbaile.

Mediante esta técnica, cuyo coste es de 2.550 euros, la posibilidad de que la mujer pueda conseguir un embarazo es del 35%, aunque el éxito, en este caso, “podría ser superior”, ya que algunas de las madres adoptantes “puede que no tengan problemas de esterilidad”, aseguró López-Teijón.

ALGUNOS EMBRIONES TIENEN 15 AÑOS.

Los 1.700 embriones congelados que se ofrecerán en adopción son de tamaño microscópico y están dispuestos en contenedores de nitrógeno líquido a menos de 196 grados centígrados de temperatura. Algunos de ellos fueron concebidos hace 15 años.

Para evitar futuros encuentros entre hermanos, la clínica barcelonesas, que recibe parejas de toda España y de otros países europeos, ha diseñado un sistema de asignación que prevé que los embriones cambien de autonomía o de país.

Los padres que opten por someterse a esta técnica no deben realizar los trámites oficiales de adopción, ya que sólo será necesario firmar un documento de consentimiento informado, que deberán firmar los dos conyugues en caso de estar casados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *