La Junta incorpora un lince macho llamado Jub al programa de cría en cautividad de El Acebuche en Huelva

El ejemplar fue trasladado con los informes favorables desde el centro de recuperación de Los Villares

SEVILLA, 5 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Medio Ambiente ha incorporado un macho de lince ibérico, de nombre Jub, al programa de cría en cautividad de la especie que se desarrolla en el centro de El Acebuche en el Parque Nacional de Doñana, puesto en marcha por las administraciones central y autonómica.

Con esta nueva incorporación son ya siete ejemplares (cuatro hembras y tres machos) los que se encuentran en las instalaciones de la provincia de Huelva para continuar con las tareas previstas destinadas a preservar esta especie en peligro de extinción, informó la Junta a Europa Press en un comunicado.

La comisión bilateral, integrada por la Junta de Andalucía y el Ministerio de Medio Ambiente, tiene la intención de capturar un cuarto macho que proceda de la zona de Doñana para completar el número de individuos (ocho) adscritos al programa, dado que los tres machos ya en El Acebuche (Garfio, Cromo y ahora Jub) son originarios de Andújar, en Sierra Morena (Jaén).

De las cuatro hembras del programa, dos proceden también de la serranía jiennense (Morena y Sali) y otras dos del entorno de Doñana (Esperanza y Aura).

El ejemplar tiene entre cuatro y cinco años de edad y procede del centro de recuperación de Los Villares (Córdoba) donde ha permanecido por espacio de año y medio tras su captura en Andújar en condiciones precarias.

La decisión de incorporarlo definitivamente al plan de cría en cautividad se ha tomado tras “rigurosos análisis” efectuados al animal por parte de los técnicos veterinarios, después de distintas consultas a especialistas nacionales e internacionales y un informe favorable del grupo de especialistas de felinos de la UICN confirmando el buen estado de salud de dicho individuo.

El mapa de los ejemplares de lince ibérico capturados en estos momentos se completa con un macho recuperado, de nombre Fran, que se encuentra en el centro de Quiebrajano (Jaén) a la espera de los resultados de los análisis veterinarios para decidir su próximo destino y una hembra cachorro de seis meses, de nombre Jara, capturada en agosto pasado en Sierra Morena, que está en el centro de recuperación de especies amenazadas de Los Villares de la Junta, asimismo a la espera de nuevos análisis.

En plan de cría en cautividad del lince ibérico es sólo una de las medidas adoptadas por la Junta de Andalucía y el Ministerio de Medio Ambiente para evitar la desaparición de la especie, a la que se unen otras destinadas a promover la supervivencia en libertad del felino más amenazado del planeta, como son la recuperación de su hábitat en colaboración con propietarios de fincas privadas, la suelta de conejos o la alimentación suplementaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *