UE.- Científicos europeos realizan el primer ensayo en Fase II con una nueva terapia contra el cáncer cerebral

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El Reactor de Alto Flujo del Instituto para la Energía que el Centro de Investigación Conjunta (JRC) de la Comisión Europea tiene en Petten (Países Bajos) acogió hoy los primeros ensayos clínicos en Fase II en Europa con el tratamiento contra los cánceres cerebrales conocido como Terapia de Captura de Neutrones Boron (BNCT, en sus siglas en inglés).

La cura potencial, que fue dada a conocer en una rueda de prensa en el Centro Médico VU de Amsterdam, se aplicó en un paciente que sufría metástasis cerebrales inducidas por un tipo específico de cáncer de piel, y es el siguiente paso a los ensayos clínicos en Fase I en los que se determinaron los límites de seguridad y dosis aplicables.

La terapia es un tipo de radioterapia contra tumores basada en la capacidad del isótopo Boron 10B para reaccionar con un haz de neutrones y producir dos partículas de alta energía que se aplican selectivamente en células tumorales, sin afectar a los tejidos sanos circundantes. Todavía en desarrollo, la BNCT sólo se puede llevar a cabo, por el momento, en reactores de investigación nuclear.

Los responsables del JRC destacaron que, mientras que los tratamientos convencionales no suelen ser eficaces contra los tumores múltiples e, incluso, pueden dañar tejidos sanos, esta nueva terapia tiene el potencial de terminar selectivamente con células tumorales incrustadas en tejidos normales.

TUMORES CEREBRALES AVANZADOS

Este nuevo estudio de Fase II, que se concentra en el tratamiento de pacientes con metástasis cerebrales de melanoma, ofrece “posibilidades excitantes” en el desarrollo de novedosos tratamientos contra el cáncer, que puedan prolongar la vida de los pacientes con tumores cerebrales avanzados.

Las primeras pruebas con la BNCT se iniciaron en 1997 e involucraron a más de dos centenares de pacientes con cáncer maligno de piel y glioblastoma, la forma más agresiva de los tumores de cerebro primarios. El objetivo era demostrar la seguridad de este tratamiento y determinar la dosis tolerable para los tejidos sanos, mejorando la calidad de vida y seguridad del paciente.

La investigación, que estudia aplicaciones de mayor ámbito de actuación, la están llevando a cabo de forma conjunta hospitales universitarios Alemania, Francia, Hungría, Italia, Japón, Países Bajos y Estados Unidos, además del citado Instituto para la Energía de Petten, la Organización Europea para la Investigación y el Tratamiento del Cáncer y el Grupo Holandés de Investigación y Asesoramiento Nuclear .

Los recientes descubrimientos incluyen la adición de un centro de planificación de tratamiento en Kaposvar (Hungría) y un proveedor del componente de Boron en la República Checa. Asimismo, varios pequeños reactores situados en países como Bulgaria, Eslovenia y Polonia han manifestado interés en unirse al programa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *