Bernat Soria anuncia que su grupo de trabajo ha desarrollado, a partir de células sanguíneas, celúlas del hígado

El científico afirma que se trata de resultados preliminares que han resuelto la diabetes en animales

GRANADA, 30 (EUROPA PRESS)

El científico e investigador Bernat Soria adelantó hoy en Granada que, a través de los resultados de los experimentos desarrollados por su grupo de investigación –en colaboración con otro equipo alemán– se han conseguido desarrollar, a partir de células sanguíneas, células de hígado y páncreas endocrino, gracias a lo cual “hemos resuelto la diabetes en animales de experimentación”.

En rueda de prensa celebrada dentro del XXVII Congreso de Medicina Interna, Soria dijo que estos experimentos, presentados por primera vez en el Congreso Mundial de Transplantes, cuentan con unos resultados “preliminares”, si bien “sugieren que las estrategias que hemos aprendido con las células embrionarias podrían ser útiles para diferenciar células adultas”.

No obstante, el científico pidió “prudencia” e insistió en que son resultados preliminares, por lo que señaló que “esto no quiere decir que mañana podamos curar la diabetes a los pacientes cogiéndoles una muestra de sangre”.

Así, explicó que los resultados indican que se pueden tomar un tipo de células, leucocitos monocitos, “que tratados con citoquinas se convierten en más plásticos y más versátiles y, de ahí, podemos ir a otros tipos celulares”. En este sentido, manifestó que, gracias a estos experimentos, “se han conseguido diferenciar células muy parecidas a los hepatocitos y a las células productoras de insulina”.

APLICACIONES CLINICAS

En cuanto a las primeras aplicaciones clínicas, señaló que, “aunque en enfermedades como la diabetes tenemos resultados positivos, ello no quiere decir que esta patología sea la primera aplicación”.

Así, indicó que en el balance ético pesan más aquellas enfermedades para las que no hay tratamiento y que, posiblemente, “los primeros casos en los que se aplique y se hagan ensayos clínicos sean enfermedades raras, neurodegenerativas, parálisis, tetraplejias, para las que no tenemos ningún tipo de terapia”.

Soria, experto en bioingeniería, apuntó que “lo que sabemos que funciona en diabetes son los trasplantes de islotes pancreáticos y a esas líneas hay que incorporar cualquier avance, aunque sea pequeño en el tema de células madre”.

En opinión del doctor Soria, si bien se han generado grandes expectativas en torno a las aplicaciones prácticas de la investigación con células madre, “no se observarán resultados globales hasta que pasen cinco o diez años”.

Hasta ahora, precisó, se está trabajando en líneas experimentales para conocer los mecanismos de proliferación y diferenciación de estas células y el primer gran ensayo clínico se pondrá en marcha en 2005.

DEBATE ETICO

Para Soria, desde el punto de vista ético “no parece justificable que un embrión congelado, cuyo destino alternativo es la destrucción, no se pueda utilizar en la investigación”. Así, manifestó que un embrión de siete o 14 días no tiene cerebro y, por lo tanto, es el mismo criterio que se utiliza cuando se trata de una donación de órganos de un cadáver, ya que la definición de cadáver se da cuando se produce la muerte cerebral.

En cuanto a la clonación humana señaló que ha defendido que se aborde una norma internacional por la que se prohíba la clonación reproductiva y se permita la clonación terapéutica, así dijo que “existen razones científicas para autorizar, financiar y regular, la clonación terapéutica y la transferencia nuclear”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *