Los codirectores de Atapuerca presentan un libro sobre sus vivencias en la sierra

La publicación de Carbonell y Bermúdez de Castro describe las experiencias de los investigadores en los últimos treinta años

BURGOS, 21 (EUROPA PRESS)

Los codirectores de las excavaciones de los yacimientos de la sierra de Atapuerca (Burgos) Eudald Carbonell y José María Bermúdez de Castro, presentaron un libro que recoge sus vivencias en los últimos 30 años en la sierra burgalesa. Bajo el título “Atapuerca, perdidos en la colina”, los investigadores recuerdan los inicios de las excavaciones, hace más de veinte años, cuando este proyecto era desconocido, según Bermúdez de Castro.

“Los primeros quince años han sido la parte invisible del proyecto”, matizó Bermúdez de Castro, que explicó que en la narración de los trabajos en los yacimientos no figuran las personas que “han participado negativamente” en este proyecto arqueológico, porque, “hemos querido olvidar lo malo”.

Por su parte, Carbonell señaló que éste no es sólo un libro de memorias, “porque nos sirve para rendir cuentas a la sociedad y de autoanálisis”, y expresó su convencimiento de que los hechos que en él se narran constituyen un necesario ejemplo de perseverancia para los jóvenes.

Las editoriales Destino y Planeta se encargarán de distribuir los ejemplares por todo el territorio nacional, aunque el libro ya ha sido presentado en Madrid y en Barcelona, puesto que se ha realizado una edición en catalán.

El título evoca el romanticismo alemán de los siglos 18 y 19, y con él, los autores han querido reflejar la soledad en la que se vieron durante los primeros 15 años de trabajo en la sierra burgalesa, cuando se extraían en cada campaña apenas una veintena de fósiles, frente a los cerca de 30.000 extraídos en este último verano.

SOCIALIZACIÓN DEL PROYECTO

“Ya no estamos perdidos, porque nos hemos encontrado con las administraciones, con los políticos y con la sociedad”, dijo Carbonell, quien bromeó con la posibilidad de publicar una segunda parte bajo el título “Perdidos en la colina y hallados en la cantina”, para demostrar el aspecto de la socialización de los trabajos en la sierra en los últimos treinta años.

Los codirectores de las excavaciones reconocen que con su trabajo “estamos intentando forzar a la sociedad para hacer cosas en Burgos”, como apuntó Bermúdez de Castro.

A su juicio, los culpables de que algunos proyectos de la provincia no salgan adelante son los propios burgaleses, ya que “son cuestiones que no deben quedar exclusivamente en manos de los políticos, sino que es toda la sociedad la que tiene que empujar”.

En este sentido, los autores de “Atapuerca, perdidos en la colina” expresaron su satisfacción por los frutos que han cosechado con su esfuerzo, como el proyecto de construcción del museo de la evolución humana y el centro de interpretación arqueológica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *