Nacen las primeras “súper ovejas” manchegas fruto del proyecto de mejora genética que realizan investigadores de la UCLM

TOLEDO, 3 (EUROPA PRESS)

El proyecto de mejora genética de la oveja manchega que desarrolla un grupo de investigadores de la Universidad de Castilla-La Mancha ha superado con éxito su primera fase tras el nacimiento de seis corderos con un ADN óptimo. Estos animales son hijos de ovejas manchegas comunes a las que se implantaron embriones procedentes de otros previamente seleccionados por su calidad genética.

Esta iniciativa de investigación, que dirige el profesor de la UCLM José Ramón Caballero, tiene un carácter pionero en España al haberse desarrollado directamente en una explotación ganadera, la Finca Galiana de Ciudad Real, en lugar de realizarse de forma experimental en un laboratorio. También es la primera que se centra en el ovino manchego de leche, una especie muy apreciada.

Como recuerda la Universidad regional, el proyecto se inició el pasado mes de marzo, tras la selección de las ovejas que se convertirían en donantes de embriones en virtud de su ADN. Los investigadores estimularon la producción de óvulos de estos animales que, posteriormente, fueron fecundados por corderos con la misma calidad genética.

Los embriones resultantes, de excelente factura, se transfirieron “en fresco” en las receptoras. Concretamente, se implantaron dos embriones en seis ovejas. Tras una gestación absolutamente normal, de unos cinco meses, el pasado agosto nacieron en la finca ciudadrealeña nueve corderos, cuatro hembras y cinco machos, que constituyen el primer fruto de este innovador proyecto de investigación.

SEGUIMIENTO ESPECIAL

El profesor Caballero explicó que la iniciativa continúa con un seguimiento especial de estos animales, que incluye la realización de pruebas específicas que certifiquen su calidad como futuros reproductores.

El objetivo último del proyecto, denominado “Desarrollo de la técnica de transferencia de embriones en rebaños de ovejas de la raza manchega”, radica en que los propietarios de explotaciones ganaderas de Castilla-La Mancha comiencen a aplicar estas técnicas, adaptando sus explotaciones. Según Caballero, algunos responsables de este tipo de fincas ya se han interesado por la iniciativa.

Además de los investigadores de la UCLM, en el proyecto han colaborado la Fundación General de la Universidad y la Junta, junto a expertos procedentes del Instituto Nacional de Investigación Agraria (INIA) y el Centro Regional de Selección y Reproducción Animal (CERSYRA), dependiente también este último de la Administración regional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *