UE.- Bruselas aprueba el registro de 17 variedades de un maíz transgénico que ya se cultiva en España

BRUSELAS, 8 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea aprobó hoy el registro de 17 variedades derivadas del maíz “MON 810” en el catálogo común de variedades de especies de plantas agrícolas de la UE. Este tipo de maíz está autorizado en virtud de la legislación comunitaria sobre organismos genéticamente modificados (OGM) desde 1998 y ya se cultiva en España.

El catálogo común se compila a partir de los catálogos nacionales de los Estados miembros e incluye unas 30.000 variedades. Una vez que se registra correctamente una variedad de semilla en un catálogo nacional, Bruselas recibe la notificación y la solicitud del registro de la variedad en el catálogo común mediante su publicación en el Diario Oficial de la UE.

Las semillas de variedades registradas en dicho catálogo pueden comercializarse en toda la UE y las semillas de variedades registradas en los catálogos nacionales, sólo en el mercado del país de que se trate.

El maíz “MON 810” se aprobó en la UE en 1998 y las 17 variedades de maíz derivadas figuran ya en catálogos nacionales: seis en Francia y once en España, tal y como recordó el Ejecutivo comunitario. La empresa titular de la autorización de este maíz transgénico, la estadounidense Monsanto, presentó un plan de seguimiento que mereció una evaluación positiva por parte del Comité científico de las plantas y que aprobaron los Estados miembros en seno del Comité de reglamentación.

Las variedades del maíz “MON 810” se someterán a los requisitos de etiquetado y trazabilidad según lo dispuesto en la nueva normativa sobre OGM. El comisario de Sanidad y Protección de los Consumidores, David Byrne, aseguró que el registro en el catálogo de semillas de la UE resulta “lógico” una vez que se ha efectuado ya la actualización del marco reglamentario comunitario sobre OGM.

“Se ha comprobado meticulosamente que este maíz es seguro para la salud humana y el medio ambiente. Lleva cultivándose años en España sin que se conozcan problemas. Se etiquetará claramente como maíz modificado genéticamente de manera que los agricultores puedan elegir”, manifestó en un comunicado.

Por otro lado, Bruselas pidió al Consejo de la UE que autorice la comercialización de la colza GT-73, modificada genéticamente por Monsanto para resistir a los herbicidas. La falta de acuerdo entre los Veinticinco para pronunciarse a favor o en contra de esta autorización en el comité reglamentario de la UE, obligó a la CE a trasladar el expediente al Consejo.

Los ministros de Agricultura tendrán por ello tres meses para decidir por mayoría cualificada si aprueban o rechazan esta colza transgénica. En caso de ausencia de mayoría suficiente -como ha ocurrido hasta ahora desde el fin de la moratoria-en el Consejo, el dossier volverá a la CE, institución que tomaría ya una decisión definitiva sin consultar a los Estados miembros. Hasta el momento, siempre ha aprobado los OGM en este tipo de situaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *