Israel fracasa al lanzar un nuevo satélite espía destinado a controlar a Irán

JERUSALEN, 7 (EUROPA PRESS)

Israel fracasó este lunes en el intento de lanzar el satélite espía Ofek 6 (Horizonte 6), que debería servir para controlar las instalaciones nucleares de Irán, después de que el artefacto se hundiera en el mar Mediterráneo, indicó el Ministerio de Defensa.

“El 6 de septiembre, a las 13:53 (12:53 en la España peninsular) se realizó una tentativa infructuosa para poner en órbita un satélite de observación teleguiado”, precisó esa administración en un comunicado.

“El motivo de la disfunción en el tercer estadio del lanzamiento está siendo examinado por expertos del Ministerio de Defensa y por las industrias implicadas”, según la misma fuente.

Preguntado por la agencia France Presse, la portavoz del ministerio, Rachel Naidek Ashkenazi, afirmó que el satélite “no explotó”. “Se hundió en el Mediterráneo a cientos de kilómetros de las costas”, añadió.

Según la radio militar, el satélite estaba considerado como una gran baza por la inteligencia militar y como uno de los artefactos más perfectos de su categoría.

La televisión pública precisó que el coste del satélite fue de 50 millones de dólares (41 millones de euros) y tenía como objetivo observar mejor las instalaciones nucleares de Irán que el Ofek 5, lanzado en 2002.

Según los responsables israelíes, Irán desarrolla un programa de armamento nuclear que le permitiría disponer de bombas atómicas de aquí a dos o tres años.

El jefe de los servicios secretos militares, el general Aharon Zeevi, afirmó el pasado 30 de agosto que “el año 2005 será crucial para saber si Irán va a seguir el modelo norcoreano y dotarse de armas nucleares a pesar de las presiones internacionales”.

Irán probó el 11 de agosto una nueva versión de un misil de medio alcance de tipo Chahab-3, susceptible de poder llegar a territorio israelí.

El comentarista militar de la televisión precisó que Ofek 5 debería seguir siendo útil durante uno o dos años más, lo que daría tiempo entre tanto a poner a punto un nuevo satélite y ponerlo en órbita.

Según él, Israel podría proveerse de fotos hechas por satélite en el extranjero, sobre todo en Estados Unidos. Pero subrayó que “Israel tiende a ser independiente para no estar sometido a la buena voluntad de los estadounidenses y verse privado por ejemplo de información de inteligencia en un momento crucial”. Ofek 6 y su lanzadera fueron desarrollados por un consorcio de empresas israelíes de alta tecnología. Con el lanzamiento de Ofek 5, Israel había entrado en el estricto club del espionaje espacial, al que pertenecían, EEUU, China y Rusia.

Ofek 5, que realiza una rotación alrededor de la tierra cada 90 minutos, proporciona fotos sobre los movimientos de tropas, desplazamiento de baterías de misiles o construcción de centrales nucleares, indicaron expertos militares al diario israelí “Maariv”.

Puede fotografiar objetos de menos de un metro de largo desde 450 kilómetros de altitud. Además, según los especialistas, es el único satélite del mundo lanzado en el sentido contrario a la rotación del planeta, de este a oeste, para que en caso de accidente, sus restos caigan sobre el mar y no en territorio árabe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *