Barbacid advierte de la importancia de la investigación y el desarrollo para España en la UE ampliada

SANTANDER, 31 (EUROPA PRESS)

El director del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), Mariano Barbacid, ha advertido de la importancia de invertir en investigación y desarrollo en España, teniendo en cuenta la llegada a la Unión Europea de 10 nuevos países.

El investigador, que intervino en el encuentro “Perspectivas de la ciencia y la tecnología en España y en Europa” de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, hizo hincapié en la necesidad de “aumentar las dotaciones a los proyectos de investigación” que en la actualidad, desde su punto de vista, “se han quedado totalmente desfasados”.

Barbacid explicó que los proyectos de investigación del Plan Nacional cuentan de media con 30.000 euros por investigador al año, una cifra con la que, según indicó “se puede hacer muy poquito”.

En este sentido aseguró que su equipo de trabajo “sobrevive gracias al dinero de la UE” sin el que no serían “viables”. Por ello aseveró que “ya es hora de que España invierta lo que tenga que invertir y deje de ser la Cenicienta en investigación” máxime teniendo en cuenta que los 10 nuevos socios de la UE tienen porcentajes de PIB inferiores a España, que hará que “nos tengamos que conformar con lo nuestro e incluso contribuir con los países menos favorecidos”.

“En España tenemos el grado de bienestar que tenemos gracias a que nuestros sueldos y los costes se han equiparado con el resto de Europa”, subrayó Barbacid, que consideró que España debe equipararse también con otros países europeos “tanto en financiación como en exigencia”.

PROMESAS PRESIDENCIALES

Por otro lado, Barbacid expuso su optimismo en relación a la promesa del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero referente a un aumento anual del 25 por ciento en el presupuesto destinado a investigación, algo que según el científico es “muy importante” sobretodo porque el compromiso se refiere a los próximos cuatro años, lográndose así la “continuidad” tantas veces solicitada por la comunidad científica.

Pero por otro lado, Barbacid confesó estar “preocupado” ya que, según explicó, en el nuevo Gobierno “hay cierto rechazo al modelo de fundaciones” que es el que rige el CNIO.

En este sentido, el investigador afirmó no defender “necesariamente el modelo de gestión” pero sí “a capa y a espada, la flexibilidad operativa” con la que cuenta su equipo.

VÍA DE INVESTIGACIÓN

En el año 2003 Barbacid estuvo a punto de abandonar España después de que el Gobierno de la Nación introdujera incompatibilidades de financiación entre proyectos.

“En Estados Unidos uno puede pedir tantos proyectos de investigación como su capacidad y producción anterior le permita”, dijo Barbacid que explicó que después de conseguir financiación para el proyecto de investigación sobre el ciclo celular, decidió abrir una nueva vía de investigación sobre animales con cáncer que presentan las mismas mutaciones que se dan en seres humanos con la misma enfermedad.

Pero al solicitar financiación para el proyecto, la respuesta fue que “el proyecto fue concedido, pero con la obligación de que tenía que dedicar el 100 por cien” de su tiempo a ese proyecto, lo que le obligaba a abandonar el relativo al ciclo celular.

El científico aseguró que esta decisión le pareció “absurda” porque ya se había invertido en un proyecto al que una cláusula de la concesión le impedía dar continuidad a pesar de haber obtenido “un récord de publicaciones” y, además, consideró que “no es en absoluto aceptable que un funcionario, del Ministerio que sea” decidiese que tenía que dedicar el 100% de su tiempo a un proyecto, cuando “había demostrado, por niveles de publicación, que era capaz de dirigir por lo menos dos”.

Por este motivo, Barbacid y su equipo solicitaron financiación a la Unión Europea, que le fue concedida, y comenzó junto a un equipo de siete investigadores a trabajar sobre este asunto del que esperan conseguir resultados que sean “mucho más valiosos para poder probar los fármacos antes de que lleguen al ser humano”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *