La venganza estimula centros cerebrales del placer

ZURICH, 27 (EUROPA PRESS)

La venganza estimula centros cerebrales relacionados con el placer, aún cuando esta actitud no suponga beneficio alguno, según un estudio de la Universidad de Zurich aparecido en la revista Science.

Un grupo de investigadores de esta universidad dirigido por Dominique de Quervain halló que una zona del cerebro en la que se producen sensaciones de alegría, el estriado dorsal, se activa cuando una persona reprende a otra por haber cometido una falta o cuando tiene ocasión de vengar un desaire.

Para medir esta emoción, los científicos realizaron un experimento con personas a las que se les dio la posibilidad de castigar el comportamiento de desconocidos que los traicionaban en un juego con dinero real.

En la prueba, los sujetos experimentales, todos hombres, dan a una persona desconocida una suma de dinero que, en manos del nuevo depositario, se cuadruplica. El desconocido tiene la oportunidad de devolver la mitad del dinero al sujeto experimental. Si no lo hace y se queda con todo, el sujeto experimental tiene ocasión de castigarlo reduciendo la paga. La mayoría escoge castigar al desconocido egoísta incluso cuando esto le hace perder dinero en futuras ocasiones.

“Un hallazgo apoya la hipótesis de que la gente encuentra satisfacción al castigar a los que violan normas”, asegura la revista “Science”. Este estudio es parte de una nueva técnica de imágenes cerebrales para entender el comportamiento social y las emociones relacionadas con la moral.

A través de un proceso de registro tomográfico que visualiza las funciones bioquímicas y fisiológicas, los investigadores observaron la reacción del cerebro de quienes sancionaban a los egoístas. El equipo sugiere que esa reacción pudo tener su origen hace miles de años, cuando no existían leyes que penalizaran a quienes violaran las reglas. Ahora los científicos pretenden realizar nuevos estudios para comprobar si la venganza funciona de la misma forma en mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *