Técnicos de Medio Ambiente capturan en Andújar a una cría de lince que podría haberse extraviado de su camada

El ejemplar se encuentra en el Centro de Recuperación de Los Villares de Córdoba y presenta buen estado de salud

ANDUJAR (JAEN), 17 (EUROPA PRESS)

Los Técnicos de la Consejería de Medio Ambiente han capturado en una finca de Andújar (Jaén) a una hembra de lince de entre tres y cuatro meses que, según los indicios, se podría haber perdido de su camada ya que fue localizada muy lejos de la zona de población de linces de dicha localidad.

En un comunicado remitido a Europa Press, la Consejería de Medio Ambiente informó de que a las 21.00 horas del pasado 15 de agosto un grupo de técnicos del programa “Life” de la Junta de Andalucía descubrió un cachorro de lince ibérico que se hallaba acurrucado en una contraventana de una casa de la finca Las Tapias-Valdegrana la Nueva, ubicada en Andújar.

El ejemplar, una hembra de tres o cuatro meses y con algo más de tres kilos de peso, presentaba buen estado de salud aunque tenía varios arañazos en la cara. Los técnicos medioambientales decidieron capturar al animal dado que éste se encontraba muy al norte de la zona de población de linces en Andújar.

La hembra de lince fue trasladada esa misma noche al Centro de Recuperación de Los Villares (Córdoba), donde se comprobó que el animal estaba destetado y se le sometió a un examen médico.

En el mes de septiembre, la comisión bilateral entre la Junta de Andalucía y el Ministerio de Medio Ambiente adoptarán una decisión sobre el destino de esta nueva hembra de lince, que podría incorporarse al programa de cría en cautividad iniciado por ambas administraciones.

No obstante, en la jornada de hoy los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente revisarán el entorno en el que fue hallado el citado ejemplar para comprobar si existe una hembra adulta con cachorros en las proximidades. En caso de darse esta circunstancia, se establecerán las medidas adecuadas para asentar dicha camada y garantizar que la hembra pueda sacar adelante al resto de sus crías mediante acciones de vigilancia y alimentación suplementaria.

En el centro de El Acebuche, en el parque nacional de Doñana (Huelva) continúan dos ejemplares macho bautizados como Garfio y Cromo y otras cuatro hembras llamadas Aura, Sali, Esperanza y Morena. Dentro del Programa de Cría en Cautividad, también se encuentran otros dos machos; Jub, en el centro de Los Villares, y Fran, en el Centro del Quiebrajano de Jaén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *