Biología – El brillo anaranjado que tienen los corales luminosos del Caribe se debe a una bacteria, según un estudio

LONDRES, 14 (EUROPA PRESS)

El brillo anaranjado que tienen los corales luminosos de las aguas templadas del Caribe durante el día no es “natural”: se lo deben a una bacteria. Así lo confirma un estudio realizado por científicos estadounidenses, en el que se explica que, a cambio de refugio en el coral, la bacteria le ayuda a convertir en alimento el nitrógeno que se encuentra en el agua del mar, según recoge la cadena británica BBC.

El elemento químico existe en una forma que el coral, por sí mismo, no puede utilizar. Pero la bacteria que lo habita puede convertir el nitrógeno en amoníaco, y eso es precisamente lo que su anfitrión necesita.

Los corales luminosos, llamados “Montastraea cavernosa”, crecen en colonias en los fondos marinos. Las colonias de corales a menudo parecen grandes rocas y por el día brillan con un color anaranjado bajo el azul del agua caribeña.

Según un equipo de investigadores de la Universidad de New Hampshire, ese color anaranjado proviene de una serie de pigmentos fluorescentes que tienen los corales. Los expertos, liderados por el científico Michael Lesser, utilizaron un medidor de fluorescencia para calcular el espectro de emisión de una serie de muestras de corales, recogidas en las aguas de las Bahamas. El equipo descubrió que uno de los pigmentos fluorescentes encontrados en el coral en realidad no le pertenece.

Según los científicos, la cyanobacteria, un alga azul y verde, absorbe la luz en color azul para luego liberarla con un matiz diferente, anaranjado. El catedrático Lesser dice que el coral, el alga y la bacteria habitan en una relación simbiótica, de la cual los tres se benefician.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *