Hallazgos en el Castro abulense de Las Cogotas revelan que los vettones fue la población dominante en la zona

AVILA, 11 (EUROPA PRESS)

Los primeros hallazgos de las excavaciones arqueológicas que durante este mes se realizan en el Castro abulense de Las Cogotas, en el término municipal de Cardeñosa, correspondientes a la época del Hierro II, señalan a la civilización vettona como la principal población predominante de la zona.

El vicepresidente de la Diputación de Avila, Miguel Angel Sánchez Caro, destacó hoy que “estos trabajos favorecerán a los diferentes municipios en los que se encuentran ubicados castros como éste, y potenciarán así el turismo cultural en zonas deprimidas de la provincia de Avila”.

Según la directora de los trabajos, Rosa Ruiz, “queríamos conseguir una buena estratigrafía y comprobar si, efectivamente, había una secuencia completa desde el Bronce final hasta el Hierro II, y así hemos hecho dos sondeos arqueológicos para ver, a través de los desechos del poblado, si este está tapando los niveles anteriores y también conocer la forma de vida de los que lo habitaban”.

Estos trabajos, que se encuentran dentro del programa Interreg III, se componen de excavaciones arqueológicas, en las que se está trabajando, en una zona donde no se había excavado antes, para las que se destinarán unos 11.000 euros, y trabajos de reconstrucción del castro, para los que se cuenta con una inversión de 150.000 euros, y que se realizarán en este mes.

Las excavaciones arqueológicas, en las que están trabajando 8 personas, apuntan, según Ruiz, “no a los visigodos ni romanos, sino a los vettones, y esto lo podemos ver en los niveles de escombros, incendios y adobes, así como las cerámicas encontradas en esta vivienda en la que estamos trabajando”.

En cuanto al programa Interreg III, Sánchez Caro señaló que “a pesar del escaso tiempo para llevar a cabo el proyecto, nos encontramos satisfechos”, aunque lamentó que “la Dirección General de Fondos Comunitarios del ministerio de Hacienda no nos conceda la solicitud de una segunda fase de los trabajos para 2005 y 2006, lo que supone una decisión política que paraliza la marcha del proyecto”.

Esta petición, de 2.300.000 euros de presupuesto, “estaba destinada a seguir con el proyecto inicial con el fin de mejorar los castros, la señalización y realizar más excavaciones arqueológicas”, por lo que “es un proyecto pionero que apuesta por la cultura y por fomentar las zonas más deprimidas de la provincia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *