Las Asociaciones para el Estudio de la Reproducción piden al Gobierno que regule la clonación terapéutica

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Federación de Asociaciones para el Estudio de la Reproducción Humana (colectivo que agrupa a distintas sociedades científicas del campo de este campo), Alberto Romeu, pidió hoy al Gobierno que regule la clonación terapéutica con el fin de que este tipo de experiencias también se puedan llevar a cabo en España, al igual que hizo hoy Reino Unido.

En declaraciones a Europa Press, Romeu considera que a raíz de esta noticia, es “un buen momento” para reabrir el debate sobre este tipo de investigaciones en España. De hecho, considera que está abierto de manera permanente “aunque, de cuando en cuando, se adormezca”.

En este sentido, este experto en biotecnología miembro de la Comisión Nacional de Reproducción Asistida (órgano asesor del Gobierno en estos temas) considera que el Gobierno debería regular esta técnica en la nueva reforma de la ley que pretende impulsar en esta legislatura.

Romeu va más lejos aún al entender que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero debería “dar libertad a la ciencia”. “Es cierto que se debe establecer un marco a la investigación científica, pero tiene que ser amplio y atender a la realidad social. No puede estar anquilosado en un determinado dogma”, destaca.

El presidente de esta asociación de sociedades científicas se refiere en concreto a la Iglesia Católica. “El marco de la investigación debe atender a la humanidad en su conjunto y no a sectores reaccionarios. Si el marco lo tiene que marcar la Conferencia Episcopal, hemos terminado”.

En cualquier caso, Romeu se muestra optimista y cree que “nadie podrá poner puertas al campo y frenar la clonación terapéutica”. “El beneficio potencial (como la curación de la diabetes) es demasiado importante como para que por unos principios morales que afectan a determinados sectores de la sociedad, que no a todos (se frene a esta investigación)”, insiste.

Romeu recuerda que “vivimos en una sociedad que es capaz de masacrar países por un beneficio económico derivado del petroleo”. “Cómo vamos a pretender que se pare la investigación por un beneficio de esta envergadura”, concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *