España apoya la protección internacional de los conocimientos indígenas para evitar la llamada “biopiratería”

Mañana se celebra el Día Internacional de las Poblaciones Indígenas

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

España apoya la reivindicación de los representantes de las poblaciones indígenas relativa a la necesidad de proteger sus conocimientos tradicionales para evitar que múltiples compuestos de la farmacopea indígena, útiles para combatir enfermedades, acaben en manos de los llamados “biopiratas”.

La “biopiratería” asimila conocimientos y la utiliza especies determinadas para cada enfermedad que han usado durante años los chamanes y hombres de medicina de las tribus. Luego patentan el producto en el mundo occidental y obtienen cuantiosos beneficios de su posterior uso comercial.

Así ha ocurrido con la quinina y la ayahuasca, patentada por el farmacéutico norteamericano Loren Miller. La patente fue registrada en 1984 y revocada por la presión indígena en 2001.

Los organismos internacionales estiman que las empresas que han comercializado fármacos derivados de los conocimientos de las plantas y medicinas utilizadas por los pueblos indígenas ganan unos 60.000 millones de dólares al año, sin que reviertan en las comunidades poseedores de estos activos.

Como ejemplo, el esteroide diosgenin, un componente de muchas píldoras anticonceptivas, tiene su origen en una medicina anticonceptiva utilizada en Guatemala y México hace cientos de años.

La quinina, que combate la malaria, o la vinplastina, para la leucemia infantil, son remedios descubiertos por las indígenas hace siglos. Un chamán indígena maneja como fuente de sus medicinas de 200 y 300 especies de plantas tropicales, y algunos hasta 6.000.

España defiende que se cumpla el artículo 8j del Convenio de Biodiversidad para que se respeten, preserven y mantengan dichos conocimientos tradicionales y se promueva una aplicación más amplia con la aprobación y participación de quienes poseen estos conocimientos y que los beneficios derivados de su utilización se compartan equitativamente.

GUARDIANES DE LA NATURALEZA

Naciones Unidas declaró en 1993 el Decenio Internacional de las Poblaciones Indígenas, que comenzó el 10 de diciembre de 1994 y que termina este año. El Día Internacional Indígena se celebra desde 1994 cada 9 de agosto, por lo que este año será el último día de conmemoración de este Decenio establecido por Naciones Unidas.

Según los datos del Banco Mundial manejados por la Secretaría de Estado de Cooperación, la población indígena en el mundo está formada por unos 300 millones de personas, que representan a unas 5.000 culturas diferentes.

Más de 40 millones están ubicados en Latinoamérica, lo que supone el 9 por ciento de la población total en este subcontinente. No obstante, en algunas zonas el porcentaje de población indígena se eleva entre los 60 por ciento y el 80 por ciento, como en el corredor Andino y Mesoamericano.

Para España, los pueblos indígenas juegan un importante papel como guardianes de la mayoría de los espacios naturales del planeta, ya que detentan el 95 por ciento de la diversidad biológica y cultural que hoy pervive en nuestro mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *