UE.- Científicos europeos recogen sedimentos en el Mediterráneo para investigar el cambio climático

BRUSELAS, 22 (EUROPA PRESS)
Un grupo de científicos europeos ha recogido sedimentos de 500.000 años de antigúedad del fondo del mar Mediterráneo durante el último mes para investigar las variaciones climáticas producidas desde los tiempos de la Prehistoria.
El taladrado submarino es una operación bastante costosa, que exclusivamente realizan las industrias de perforación en busca de gas y petróleo. Así, hacer realidad esta experiencia ha costado 3,6 millones de euros, cantidad en la que se incluye una contribución de 2,7 millones procedente de la Unión Europea.
El buque de la expedición, el SRV Bavenit, se encuentra en estos momentos atracado en el puerto de Barcelona donde concluyó una expedición que comenzó el pasado 24 de junio en Brindisi (Italia) y que ha taladrado los fondos submarinos, a más de 300 metros de profundidad, en busca de sedimentos prehistóricos que han preservado los cambios producidos en la Tierra.
De este modo, estas muestras recogidas permitirán a los investigadores reconstruir las variaciones climáticas con el fin de comprender mejor los cambios climáticos actuales. El proyecto PROMESS1, tal y como se conoce esta experiencia que reúne a expertos españoles, franceses, alemanes, holandeses y británicos, supone la primera expedición científica que ha utilizado este sistema de taladrado en el mar Mediterráneo.
El proyecto ha recibido el apoyo técnico del Programa Integrado de Taladrado del Océano, una iniciativa que proporciona a la comunidad científica internacional plataformas que pueden perforar en condiciones extremas. Así, sus máquinas pueden utilizarse en aguas muy profundas y penetrar en suelos por debajo del nivel del mar.
“Los hallazgos del proyecto POMESS1 colocan a la investigación europea a la par de los líderes mundiales de geología marina, los Estados Unidos y Japón”, declaró hoy en un comunicado el comisario europeo de Investigación, Philippe Busquin.
Asimismo, reconoció que “esta investigación ayudará a entender la situación de la tierra y pensar en escenarios que los políticos deberán tener en cuenta”. Busquin destacó el impacto que “los cambios en los sedimentos del litoral densamente poblado pueden tener en estas áreas” y señaló la importancia de las aplicaciones que esta investigación podrá tener a la hora de identificar y controlar las reservas de gas y petróleo.
Además de conocer y prever los efectos del cambio climático, el PROMESS1 permitirá estudiar los procesos de formación de pendientes submarinas, como las avalanchas marinas, así como la creación de los estratos de los litorales o la actividad de las placas tectónicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *