Salgado afirma que en el plazo de un año se podrán seleccionar los genes de un bebé para curar a un hermano

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)
La ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, afirmó hoy que la selección genética de embriones con fines terapéuticos tendrá una cobertura legal en España en un periodo de entre nueve meses y un año, dependiendo de la tramitación parlamentaria de la ley que regulará esta práctica.
En declaraciones a la Cadena Ser, recogidas por Europa Press, la ministra precisó que el Gobierno ha decidido impulsar esta iniciativa después de escuchar la opinión de la Comisión Nacional de Reproducción Asistida (órgano asesor del Ejecutivo en estas cuestiones) y de las clínicas que pretenden realizar esta experiencia a petición de los afectados. En la actualidad hay cinco familias que demandan la selección genética de un embrión que podría ayudar a curar a un hermano.
Salgado considera que este tipo de prácticas pueden llevarse a cabo “con un estricto control y estudiando caso por caso”. No obstante, apuntó que, en la actualidad, la normativa española no lo permite, por lo que se precisa la tramitación parlamentaria de una modificación legal. “Creemos que va a ser posible en un plazo relativamente corto”, destacó.
En relación a la polémica que podría suscitar esta norma, la ministra considera que “no hay que tener miedo” y recordó las reticencias que suscitó hace veinte años la reproducción “in vitro”, cuando nació en España la primera “niña probeta”.
“No hay que reducir el tema a una cuestión de investigación. Estamos hablando de que una familia que va a tener un hijo a partir de un acto querido, con un desarrollo humano por delante y un proyecto del amor de una pareja”, valoró Salgado. Además, recalcó que el bebé que nazca con esta técnica “va a tener la facultad posiblemente de ayudar a un hermano que sufre una enfermedad sin tratamiento posible”.
En este sentido, la ministra manifestó su preocupación ante la “frivolización” que, desde su punto de vista, se produce cuando se habla de un “bebé medicamento” a la hora de referirse a esta técnica. “Me negaré siempre de a utilizar esta expresión. Es una barbaridad. se trata de dar origen a un ser humano que es mucho más que la facultad de curar a un hermano enfermo”, asertó.
DECISIÓN DEL PARLAMENTO
En cualquier caso y, a pesar de la polémica que pudiera suscitarse, la ministra afirma que la postura del Gobierno es “respetuosa”. Así, afirma que la iniciativa cuenta con “un soporte muy amplio de personas” y que, además, la decisión será tomada por el Parlamento, “donde están representadas todas las formas políticas y por tanto los ciudadanos”, apuntó.
Además, Salgado avanzó que el proyecto de ley “no será de carácter general” y contemplará la creación de una comisión de expertos “de reconocido prestigio de dentro y fuera de la Administración”, que decidirán “caso por caso” si se puede utilizar la técnica o hay otras alternativas “que siempre tendrán prioridad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *