Encontrados importantes restos de dinosaurios en Salas de los Infantes (Burgos)

SALAS DE LOS INFANTES (BURGOS), 20 (EUROPA PRESS)
Las excavaciones de dinosaurios desarrolladas por el Colectivo Arqueológico-paleontológico de Salas, en la comarca de Salas de los Infantes (Burgos) han proporcionado resultados muy positivos ya que en Tenadas de los Vallejos II, en terrenos comunales de La Revilla, Ahedo de la Sierra y Barbadillo del Mercado, se han recuperado varias piezas, entre las que destacan una vértebra dorsal prácticamente completa, y un bloque con restos craneales.
El trabajo que queda ahora es el de restaurar la gran cantidad de piezas recuperadas a lo largo de 3 años de excavaciones, y el de estudiar los restos en detalle.
La mayor parte de las piezas recuperadas corresponden a un Rebaquisáurido, el primero encontrado en Europa, y el más antiguo de todos ellos. De hecho puede tratarse de una especie nueva para la Ciencia, algo que se dilucidará con la colaboración investigadora entre los miembros del CAS, el equipo científico del Museo de Dinosaurios de Salas, la Universidad del País Vasco, el Museo Nacional de Historia Natural de París, y la Universidad de Michigan (USA).
Estos restos ya los conoce la comunidad científica internacional, gracias a su difusión en las Jornadas Paleontológicas de Salas, y a la publicación de artículos en revistas nacionales e internacionales.
Se trata de un yacimiento de referencia en paleontología de dinosaurios, y que ayudará a responder preguntas sobre el origen y la distribución de este grupo de dinosaurios en la Era Mesozoica.
En el yacimiento de El Oterillo II se lleva a cabo la primera campaña de excavaciones. Planteada en principio como una intervención de urgencia para evitar su destrucción por aguas de arroyada, la excavación ha puesto al descubierto un yacimiento excepcional ya que se ha hallado una veintena de dientes de dinosaurios terópodos (carnívoros), pertenecientes al menos a 3 taxones distintos. Algunos dientes superan los 5 cm de longitud, correspondiendo a animales de unos 12 metros de longitud.
Asimismo, se ha encontrado un metatarso de un pequeño hipsilofodóntido, un individuo herbívoro de unos 60 cm de longitud, dientes de cocodrilos de pequeño tamaño y un gran dinosaurio saurópodo, probablemente un Diplodocoideo de unos 18 metros de longitud, 10 metros de altura y 20 toneladas de peso.
Se han recuperado los 2 pubis, los 2 isquiones (todos ellos huesos de la cadera), una decena de vértebras caudales, varias costillas, y una serie de vértebras con sus arcos neurales completos (que forma una estructura continua de unos 4 metros de longitud). Además, un chevron que presenta marcas de impacto de dientes, señales claras de caza o carroñeo por parte de dinosaurios carnívoros.
Lo más importante del yacimiento es que las piezas aparecen poco dispersas y en su posición de vida (los huesos izquierdo y derecho de la cadera juntos, las vértebras de la cola unas a continuación de otras, etc), lo que facilita el estudio del esqueleto y hace suponer que el resto del mismo pueda aparecer en próximas excavaciones; esto es algo infrecuente en los yacimientos españoles, donde los restos aparecen articulados en ocasiones contadas.
Además estamos ante un individuo grande, con huesos de casi un metro de longitud y de un aspecto muy robusto. Estas circunstancias hacen de El Oterillo II un yacimiento espectacular y que deberá ser objeto de nuevas excavaciones para dejar al descubierto más superficie donde puede hallarse el resto del animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *