El Centro Nacional de Encefalopatías prevé que España tardará 10 años en erradicar el mal de las vacas locas

ALMERIA, 20 (EUROPA PRESS)
El director del Centro Nacional de Referencia de las Encefalopatías Espongiformes Transmisibles, Juan José Badiola, señaló hoy, en el marco de los cursos de verano de la Universidad de Almería (UAL), que el “mal de las vacas locas” no estará totalmente erradicado en España hasta dentro de ocho u diez años, si bien aseguró que la enfermedad “está en vías de control”.
Así, dicho experto, que hoy impartió la ponencia “Enfermedades emergentes y reemergente”, estimó que hasta dentro de unos ocho o diez años “no podremos cantar victoria”, aunque indicó que “ya existe un sistema eficiente de detección que permite a España hacer un balance muy positivo del control de la enfermedad”.
No obstante, el catedrático de Patología Animal de la Universidad Complutense de Madrid y experto en virología, José Manuel Sánchez Vizcaíno, alertó de que el cambio climático “es uno de las factores que ha propiciado la reaparición de enfermedades transmisibles que parecían erradicadas”, si bien se mostró en la línea de Badiola al afirmar que, en España, “actualmente existe un control exhaustivo de los animales, que desde que nacen son marcados y controlados para saber toda su trayectoria”, ya que, “se ha realizado un coste tremendo para eliminar todos los materiales de riesgo del ganado”.
Por otra parte, Badiola se refiró a la necesidad de tener una certificación de garantía de origen “que acompañe a todos los animales, con objeto de que si son trasladados de un lugar a otro en ellos conste un certificado de recepción donde se indique incluso el itinerario que han seguido en su camino”.
Aún así, el director del Centro Nacional de Referencia de las Encefalopatías Espongiformes Transmisibles manifestó que los animales “están incluso más identificados hoy en día en Europa que las personas”, toda vez que anunció que, en breve, “todo perro y gato tendrá su pasaporte para cuando sus amos deseen llevarlo consigo en un viaje, a lo que se une que el resto de los animales que se trasladan, por ejemplo para su consumo, están identificados”.
Badiola insistió en la reaparición de un grupo de enfermedades “que ya no existía y que han vuelto a tener una importancia que no tenían, como la tuberculosis, debido a diferentes razones”. Así, se refirió, entre otros factores, “al cambio climático, la globalización, el aumento del tránsito de personas entre los países, los fenómenos migratorios, la importación y la exportación de alimentos y productos industriales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *