Un experto asegura que en enfermedades infecciosas, la patología aguda “llega a través del turista y no del inmigrante”

VALENCIA, 19 (EUROPA PRESS)
El presidente de la Sociedad Española de Medicina Tropical y Salud Internacional (Semtsi), Jorge Alvar, aseguró hoy, durante la inauguración del IV Congreso que esta entidad celebra en el marco del Multicoloquio Europeo de Parasitología, que casi el 60 por ciento de los viajeros “no tiene información o incumple las recomendaciones médicas para viajar, mientras que la mayoría de los inmigrantes llegan sanos a los países de destino”. De ahí que, según dijo, en enfermedades infecciosas, la patología aguda “llega a través del turista y no del inmigrante”.
Según indicaron fuentes de la Universitat de València, que organzia el evento, la movilidad geográfica que supone el auge del turismo y el flujo migratorio actual “está provocando la introducción, en los países más desarrollados, de infecciones y enfermedades parasitarias hasta hoy confinadas a zonas deprimidas del planeta”.
En este sentido, el peligro “parece radicar más en el sector turístico que en la inmigración”. Esta opinión fue apoyada por el experto en Medicina Tropical Joaquín Gascón quien señaló que la inmigración “suele traer personas preparadas que quieren viajar sanas”. Así, del “minúsculo” porcentaje que llega enfermo, sólo un 30 por ciento puede asociarse a alguna patología exótica mientras que el resto “son problemas comunes como los que podemos tener todos”.
Sin embargo, indicaron que las enfermedades importadas “llegan en mayor medida a bordo del viajero y esta situación se está agravando a causa de las ofertas turísticas de última hora, que obligan a viajar sin ningún tipo de preparación”.
Jorge Alvar, especialista con larga trayectoria en enfermedades humanas en los países en vías de desarrollo, distinguió entre tres patologías asociadas a la inmigración: una ligada al punto de origen, “que se da en poquísimos casos”; otra asociada al proceso migratorio, que consiste en una “reactivación de infecciones latentes”, y una tercera asociada al nuevo lugar de residencia y que se manifiesta, por ejemplo, en casos de obesidad infantil.
Señaló que la segunda de ellas “se debe principalmente al factor estrés y da especialmente lugar a problemas psicológicos como el denominado deskilling o pérdida de capacidad. Es una situación que sufren tantas personas con alta cualificación profesional que han de desempeñar cualquier tipo de trabajo no cualificado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *