Experto asegura que los tratamientos con células madre se aplicarán en cinco años

RONDA (MALAGA), 19 (EUROPA PRESS)
El catedrático de Biología Celular de la UMA y director del curso de verano de la Universidad de Málaga “Las células madre: un nuevo instrumento científico y terapéutico”, José Becerra, aseguró que los tratamientos con células madre se aplicarán en cinco años.
Así, señaló que los avances en la investigación sobre los usos terapéuticos de las células madre se irán produciendo “paulatinamente” y que “los problemas técnicos y científicos que hay que resolver son de tal envergadura y los ensayos clínicos que hay que hacer antes de llevarlos al uso clínico son tantos, que de ninguna manera podemos hablar de menos de cinco años” para poder tratar a enfermos con esta técnica.
Para Becerra, el científico tiene la obligación de informar sobre lo que hace y de divulgar los conocimientos científicos, “pero a la vez tenemos que ser muy prudentes, porque inmediatamente creamos falsas expectativas”, a lo que añadió que “las personas que tienen los problemas quisieran tener la solución hoy, pero antes tenemos que estar seguros de la solución que damos”.
Por otra parte, indicó que “la ciencia debe poder avanzar, y siempre que el científico ve la posibilidad de avanzar la sociedad ha de dotarse de normas para que el científico pueda avanzar sin atropellar a nadie”.
El catedrático apuntó que existe un dilema de si las células de los embriones congelados se deben usar para investigación científica o no, a lo que apostilló que “la ciencia dice que sí se deben usar, porque son embriones que no tienen otra finalidad y ya no pueden ser usados para lo que fueron creados, por tanto es un material que sería imperdonable desaprovechar”.
Además, comentó que “cuando tengamos respuesta a algunas de las preguntas que tienen que ver con el uso de estas células madre, tendremos que dotarnos de las normas necesarias para que, si llega el caso, y es posible, hacer la clonación terapéutica para curar una determinada enfermedad de un determinado individuo, nos dotemos de las normas necesarias para que esas clonaciones nunca puedan ser reproductivas, para que no pueda haber nadie que de forma desaprensiva aproveche para hacer cosas que no se pueden hacer”.
Becerra manifestó que no pretenden hacer individuos clónicos, sino aprovechar las tecnologías para utilizar células procedentes de un mismo individuo para curar enfermedades “que hasta ahora no han tenido curación por los métodos tradicionales”.
Por último, el catedrático consideró que éste es “un problema” con una vertiente social, por lo que aseveró que hay mucho que debatir en torno a él y que “la decisión final estará siempre en la conciencia del médico”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *