UE/España.- Bruselas financia con 800.000 euros autobuses urbanos de Valencia que funcionan con aceite vegetal

BRUSELAS, 15 (EUROPA PRESS)
La Comisión Europea ha financiado con 800.000 euros el proyecto “Ecobus”, una flota de 120 autobuses urbanos que ya circulan por la ciudad de Valencia con motores alimentados con aceite vegetal usado, procedente de restaurantes, bares, colegios y hospitales.
El alcalde de Valencia, Alfonso Novo, presentó hoy en Bruselas los resultados de esta iniciativa que ha costado un total de 1.676 millones de euros, incluida la aportación comunitaria. Novo calificó de “pionero” este proyecto que permite la protección del Medio Ambiente y evita problemas de salud pública.
“Ecobus” está pilotado por la Empresa Municipal de Transporte de Valencia y el Ayuntamiento de la ciudad y consigue que un residuo, como es el aceite vegetal usado, se convierta en combustible ecológico o diesel para los autobuses urbanos.
Los establecimientos que se comprometen a reciclar el aceite utilizado para las frituras poseen un distintivo y depositan el residuo en unos bidones especiales. Una vez recogida, esta sustancia se procesa en una planta de donde sale transformada en biodiesel, dispuesto para hacer funcionar correctamente los motores de estos vehículos.
Según datos aportados por Novo, el 80 por ciento del aceite se recoge de bares y restaurantes, mientras que el resto procede de hoteles, colegios y hospitales de la ciudad. A juicio de los promotores de esta iniciativa, el biodiesel posee numerosas ventajas ambientales.
Así, supone una forma de proteger la salud pública al evitar que estos aceites sean utilizados para la fabricación de alimentos para animales, según destacó Novo. Asimismo, el reciclaje del aceite permite a las depuradoras ahorrar dada la reducción del volumen de esta sustancia vertida.
Al mismo tiempo, la disminución de estos nutrientes en las aguas residuales reduce la presencia de ratas en el alcantarillado municipal y el número de medusas en la costa valenciana. Por otro lado, la circulación de estos autobuses por la ciudad valenciana también supone una ventaja para la conservación de los monumentos históricos, según resaltó el alcalde de la ciudad, ya que el biodiesel reduce la contaminación atmosférica.
Durante los próximos años, los responsables del proyecto estiman recoger un volumen de aceite vegetal necesario para poder alimentar al 25 por ciento de la flota de autobuses de la ciudad. Estos vehículos se someterán a revisiones periódicas y se evaluará las emisiones de cada motor.
El alcalde de Valencia aseguró que en estos momentos “se estudia la viabilidad y la posibilidad de extender este proyecto a otras ciudades españolas y europeas, especialmente a aquellas cuyos hábitos alimenticios están basados “en la dieta mediterránea y son grandes consumidores de aceites vegetales”.
La Comunidad Valenciana es una de las más activas a la hora de recibir ayudas europeas. Según datos aportados por su delegación en Bruselas, el 36 por ciento de los fondos europeos que recibe España se destinan a financiar “proyectos valencianos con éxito”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *