EEUU.- Un grupo de estudiantes descubre por casualidad un fraude alimentario mientras realizaba un análisis molecular

NUEVA YORK, 14 (EUROPA PRESS)
Un grupo de estudiantes de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill (este) que realizaba prácticas de un curso sobre cómo extraer, amplificar y secuenciar el ADN ha detectado que más de un 75% del pescado que en ocho estados de Estados Unidos se vende como pargo rojo (Lutjanus campechanus) es en realidad otro tipo de pescado, según publica la última edición de la revista “Nature”.
No se sabe aún hasta qué punto esto se debe a una confusión, a una negligencia o a un fraude intencionado, pero en todo caso supone una violación de las leyes federales estadounidenses.
El pargo rojo es una de las especies más cotizadas y caras de pescado, muy apreciado por su sabor. Se encuentra en aguas costeras, cerca de los arrecifes de coral y zonas rocosas y constituye uno de los ingresos más importantes por venta de pescado en el Golfo de México.
En 1996, el Consejo Pesquero mexicano y el U.S. Department of Commerce (Departamento de Comercio estadounidense) declaró que L.campechanus se estaba pescando en demasía y se hizo un llamamiento a la aplicación de medidas de control para restaurar los stocks hasta niveles sostenibles.
Estas restricciones han podido animar a que el pescado sea sustituido por otro de menos valor, algo difícil de detectar porque los rasgos más característicos de este tipo de alimentos se pierden durante su procesamiento, indican los autores del estudio.
El equipo de estudiantes autores del trabajo llevó a cabo un análisis molecular de 22 pescados procedentes de nueve vendedores en Delaware, Florida, Illinois, Massachussets, New York, North Carolina, South Carolina y Wisconsin.
Los jóvenes detectaron que 17, lo que equivale al 77%, de las muestras vendidas como pargo rojo eran otras especies. Las especies sustitutas era diversas: desde algunas próximas, como el llamado pargo de ruta y el pargo bermellón (dos especies del Océano Atlántico), hasta pescados diversos procedentes de otras regiones, como el Pacífico Occidental y otras especies de peces desconocidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *