La primatóloga Goodall señala la degradación de las costas españolas como ejemplo de ataque a la naturaleza

(Esta noticia sustituye a la anterior sobre el mismo tema por un error en el apellido de la primatóloga)
BARCELONA, 9 (EUROPA PRESS)
La primatóloga británica Jane Goodall denunció esta mañana durante el cuarto Parlamento de las Religiones del Mundo la degradación sufrida en pocos años por la costa española, de la que aseguró “que no hay más que hormigón”, como uno de los numerosos ejemplos de ataques que la especie humana “estamos infligiendo a la naturaleza y el medio ambiente”.
Para Goodall, que viajó esta mañana a Barcelona desde Tanzania para participar en el diálogo interreligioso que se celebra estos días en el Forum, el “ser humano está al borde de una evolución espiritual” que le llevará a alcanzar una “conciencia global” de los problemas de la Tierra como primer paso para intentar solucionarlos.
La extinción de animales, las guerras, la contaminación del agua dulce o el terrorismo fueron otros de los ejemplos dados por la científica como muestras de “lo peor de la naturaleza humana”.
Goodall asistió al encuentro interreligioso en calidad de miembro de la Comisión Mundial sobre Conciencia Global y Espiritualidad, un organización creada a finales de la década de los noventa con la finalidad de fomentar la comunicación entre pueblos, religiones, culturas y orientaciones espirituales y de la que forman parte numerosas personalidades de todo el mundo entre las que se encuentra el Dalai Lama.
También participaron en el encuentro Jonathan Granoff, presidente del Instituto Global de Seguridad, los profesores Ewer Cousin y Audrey Kitagawa, y Ervin Laszlo y Ashok Gangadean, todos ellos miembros de la Comisión.
La primitóloga premio Príncipe de Asturias 2003, además dedicó gran parte de su intervención a explicar la iniciativa llevada a cabo por el instituto que lleva su nombre mediante el programa “Raíces y brotes”, dedicado a concienciar a niños y jóvenes sobre los problemas del medio ambiente.
Para Goodall gracias al esfuerzo hecho por los jóvenes con programas como ese y a “la magia de Internet”, que según la científica permitirá interconectar a la gente y “concienciarla para que cambie el mundo”, en un futuro cercano se podrá alcanzar esa “conciencia global” que hará posible “tirar abajo las barreras existentes entre países, culturas y religiones”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *