Una tesis doctoral incluye por primera vez una cláusula para impedir su utilización con fines militares

BARCELONA, 5 (EUROPA PRESS)
Una tesis doctoral presentada recientemente en la Facultad de Matemáticas de la Universidad de Sevilla incluye una claúsula para impedir su utilización con fines militares, una apreciación que hasta ahora no se había precisado y que busca asegurar su uso pacífico.
La tesis, presentada por el investigador del departamento de Ecuaciones Diferenciales y Análisis Numérico, Ignacio Albarreal, sobre “Paralelización en tiempo y espacio de la resolución numérica de algunas ecuaciones en derivadas parciales”, ha incorporado a la investigación una cláusula de “buen uso”, según informó Fundació per la Pau.
“Queda absolutamente prohibida la utilización, investigación y desarrollo, de manera directa o indirecta, de cualquiera de las aportaciones científicas propias del autor que se presentan en esta memoria, por parte de cualquier ejército del mundo o por parte de cualquier grupo armado, cualquier uso militar y por cualquier otro uso que atente contra los derechos humanos o contra el medio ambiente, si no es con el permiso escrito de todas las personas del mundo”, indica la cláusula.
En esta línea, la Fundació per la Pau apoya la iniciativa, en el marco de la campaña “Por la paz: no a la investigación militar”, que impulsa la fundación y que cuenta con la adhesión de 2.000 científicos españoles, comprometidos a no realizar investigación con fines militares.
Así, Fundació per la Pau animó hoy a que todas las publicaciones científicas incluyan este tipo de cláusula. La campaña prevé crear un registro con todas estas publicaciones que lo especifiquen. Esta cláusula tendría una validez de entre 20 y 70 años, según el tipo de trabajo científico.
La Fundació denunció que la investigación militar absorbe un tercio de los recursos que se dedican a Investigación y Desarrollo (I+D), unas cifras que “van en aumento”. Entre los productos de I+D militar, destacaron las minas antipersona, las bombas de fragmentación y las “armas de destrucción masiva” (químicas, biológicas y nucleares), entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *