UE.- La UE quiere simplificar las ayudas a la investigación para que puedan acceder las PYMES

MAASTRICHT, 4 (EUROPA PRESS)
El Consejo de Competitividad de la Unión Europea, que agrupa a los ministros de Mercado Interior, Industria e Investigación, pidió hoy que se simplifique el funcionamiento de los Programas Marco de Investigación comunitarios con el objetivo de facilitar más financiación a las pequeñas y medianas empresas (PYMES) que apuesten por la innovación.
En su reunión informal celebrada en Maastricht, los ministros evaluaron el funcionamiento del actual Sexto Programa Marco de investigación (2003-2006), que tiene un presupuesto de 17.500 millones de euros, y constataron las dificultades de las PYMES para lograr estas ayudas. “Estas empresas simplemente no tienen tiempo para rellenar tantos papeles”, destacó el ministro de Economía holandés y presidente de turno, Laurens Jan Brinkhorst.
“El resultado es que no se distribuye suficiente dinero”, insistió el ministro. En comparación, según dijo, para conseguir las ayudas a las empresas del programa EUREKA, que tiene un carácter intergubernamental, se requiere la mitad de tiempo de preparación. Por ello hizo un llamamiento para que la simplificación de los procedimientos esté lista para el Séptimo Programa Marco, e incluso se realice de forma “anticipada”.
Los Veinticinco coincidieron también en la necesidad de concentrar la financiación comunitaria en las pequeñas empresas que hagan un esfuerzo intensivo en investigación, y apostaron por redirigir a la innovación más ayudas europeas procedentes de otros capítulos presupuestarios. Como primer paso, destacaron que los fondos estructurales “deberían focalizarse más en los objetivos de Lisboa” de competitividad y crecimiento económico.
En el mismo sentido, la delegación española defendió “coordinar las políticas científicas con las regionales, especialmente pensando en los clusters (polos) de empresas, y en los aspectos relacionados con la generación de innovación concentrada en el territorio, en distritos industriales, ciudades manufactureras, distritos tecnológicos”, según explicó el secretario general de Industria, Joan Trullens.
Para la presidencia holandesa, el éxito de estas iniciativas requiere además un cambio de mentalidad en la UE que estimule a los inversores capitalistas. “En Estados Unidos, si corres un riesgo y fracasas, no te criminalizan. En Europa, si fracasas en una empresa te criminalizan y eso desincentiva la innovación”, dijo Brinkhorst.
PLATAFORMAS TECNOLOGICAS
Otra de las recetas que discutieron hoy los ministros de los Veinticinco para impulsar la competitividad de la economía europea y reducir el diferencial respecto a los Estados Unidos consiste en el impulso de plataformas tecnológicas en torno a sectores emergentes como la aeronáutica, la energía eólica o el hidrógeno.
Como requisitos, el ministro holandés señaló la necesidad de que las plataformas sean “abiertas y transparentes”, y que la industria lidere el proceso, con la colaboración de la Universidad y de los Gobiernos pero sin ningún tipo de imposición, y citó los ejemplos de Lovaina (Bélgica), o los centros de microelectrónica de Dresden (Alemania) o Grenoble (Francia). La financiación debería obtenerse de los recursos ya existentes en los Programas Marco y en los fondos estructurales.
La presidencia holandesa pidió mayores esfuerzos en el “intercambio de buenas prácticas” entre los Veinticinco, y reiteró que la UE necesita “un vínculo más fuerte” entre el conocimiento que se genera en las Universidades y su aplicación en las empresas, en forma de innovación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *