La UE subvenciona con 7,2 millones la investigación de los factores genéticos asociados a la depresión

BRUSELAS, 29 (EUROPA PRESS)
La Unión Europea subvencionará con 7,2 millones de euros un programa de investigación sobre los factores genéticos asociados a la depresión, una enfermedad que sufre 120 millones de personas de todo el mundo, según recordó la Comisión Europea en un comunicado.
El proyecto en cuestión, denominado “Newmood”, busca conocer qué genes intervienen en la aparición de la depresión en una persona. Los resultados del estudio ayudarán a los investigadores a adaptar los medicamentos de aquí a cinco años y a conocer mejor las causas de este fenómeno.
La investigación será coordinada por la Universidad británica de Manchester con responsables de otros laboratorios situados en España y otros nueve países de la UE -Francia, Alemania, Hungría, Italia, Países Bajos, Polonia, Estonia y Eslovenia–.
La depresión provoca una pérdida del interés y del placer en una persona, lo que conlleva normalmente una modificación en el peso y en el apetito, así como excitación y fatiga. El origen de la enfermedad podría ser debido a factores genéticos y medioambientales.
El estrés crónico debido a una larga enfermedad o al duelo por el fallecimiento de una persona, puede provocar una depresión en ciertas personas que tengan una disposición genética a ello. Hasta el momento, la mayoría de los antidepresivos actúa como estimulante cerebral mediante la serotonina, una substancia que permite a las células nerviosas comunicarse entre ellas.
Sin embargo, este tipo de tratamiento puede tardar varias semanas en ser efectivo y únicamente funciona en alrededor de un 50 por ciento de los pacientes. El programa “Newmood” analizará 800 genes de una pulga con el fin de comprobar cuáles son activos en animales y seres humanos, y cuáles en los deprimidos.
“La depresión es un fenómeno extendido que representa un grave problema de salud en Europa. Sentirse triste alcanza a todo el mundo, pero la depresión es un grave problema que perdura, hace perder la confianza en uno mismo y compromete la vida profesional y privada de los individuos”, explicó el comisario de Investigación, Philippe Busquin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *