UE.- La UE lanza un proyecto de investigación sobre el genoma de las plantas y sus aplicaciones

Creará una plataforma para generar productos más baratos, sanos y de mejor calidad
BRUSELAS, 24 (EUROPA PRESS)
La Comisión Europea (CE) presentó hoy una estrategia sobre biotecnología vegetal que servirá para crear una plataforma a nivel europeo que investigue el genoma de las plantas y sus posibles aplicaciones, con el objetivo de competir con la industria americana.
En un periodo que abarca hasta 2025, la Unión pretende medirse a Estados Unidos, que dedica 650 millones de dólares al año en I+D en el área de la biotecnología, y ayudar a conseguir que el 3 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de la UE se destine a la investigación, tal y como se estableció en la Agenda de Lisboa.
Este proyecto, que afecta a un sector que supone el 8 por ciento de los trabajadores y factura 600.000 millones de euros, buscará conseguir productos más baratos, sanos y de mejor calidad, lograr un desarrollo y una agricultura sostenibles e incrementar la competitividad de la agricultura, la industria y la silvicultura en Europa.
El encargado de presentar este informe fue el comisario europeo de Investigación, Philippe Busquin, que estuvo acompañado por el presidente de la Asociación Europea de Bioindustrias “EuropaBio”, Feike Sijbesma, y por el presidente de la Academia Polaca de las Ciencias, Andrzej Legocki.
Busquin destacó la importancia de la investigación de las plantas porque la UE debe dirigirse cada vez más hacia una “economía biológica basada en el conocimiento”. Por ello, a su juicio, Europa tiene que convertirse “en una incubadora” para los investigadores y las empresas dedicadas a la investigación, por lo que es necesario aunar esfuerzos y apostar por una plataforma tecnológica común que descifre el genoma de las plantas y puedan resistir mejor a las sequías, aprovechar mejor el agua o crecer sin utilizar pesticidas.
Legocki añadió que conocer el genoma de las plantas –actualmente se conoce el de 200 organismos vivos– permite obtener mejores plantas no sólo recurriendo a la ingeniería tecnológica (lo que daría lugar a Organismos Genéticamente Modificados, OGM) sino también utilizando su entorno para aumentar la productividad y mejorar los niveles de calidad.
En este sentido, añadió que se puede utilizar la genómica sin necesidad de utilizar los OGM porque si se reconocen los genes responsables de una determinada propiedad, como la temperatura que necesita una planta para crecer, es posible dotarla de un clima adecuado para que crezca en condiciones favorables.
Asimismo, Legocki reiteró que la biotecnología verde permitirá sustituir las energías fósiles por biomasa, garantizar que la producción agrícola cumple con las exigencias medioambientales, y mantener los niveles de productividad teniendo en cuenta el cambio climático y las limitaciones de la tierra.
Indicó, sin embargo, la necesidad de crear programas integrados sobre ciencias básicas y de cooperar con los países en desarrollo para promover una economía “autosuficiente, sostenible y competitiva”, un objetivo que puede lograrse –en su opinión– con las aportaciones de la biotecnología.
DIALOGO SOBRE OGM
Por su parte, el presidente de EuropaBio volvió a recordar que la investigación del genoma vegetal ofrecerá soluciones a los problemas socioeconómicos actuales, aunque señaló la necesidad de un marco legislativo en esta materia.
Sijbesma apuntó que en la actualidad existen cerca de 1.500 empresas europeas dedicadas a la biotecnología, aunque matizó que va “por detrás” de la industria de Estados Unidos, un país que el pasado año lanzó un programa sobre genómica vegetal dotado de un presupuesto de 1.100 millones de euros para el periodo 2003-2008, mientras que el presupuesto de la UE con quince Estados se estimó en 80 millones anuales.
El comisario belga matizó que quizá esta diferencia entre Estados Unidos y Europa estribe en la “sensibilidad” de la opinión pública europea en relación al tema de los OGM, que tiene “una connotación negativa para la sociedad”, cuando en realidad es un tema “mucho más complejo que necesita un mayor diálogo”.
Por otro lado, Busquin indicó que invitará a participar en la plataforma “a todos aquellos que quieran avanzar en el ámbito de la biotecnología vegetal” y no a los que no están de acuerdo con esta investigación, como la mayoría de organizaciones ecologistas. “Vamos a consultar a las ONG”s y las cuestiones medioambientales formarán parte del proceso, pero no habrá un diálogo basado en el totalitarismo”, aseveró.
No obstante, la mayor organización representativa de los agricultores y de las cooperativas, el COPA-COGECA, ya manifestó hoy en un comunicado una “acogida favorable” al informe del Ejecutivo comunitario porque “las ciencias de la vida y la biotecnología forman parte de las tecnologías claves que contribuyen al crecimiento de una agricultura innovadora, competitiva y sostenible en Europa”, según indicó su secretario general, Franz-Josef Feiter.
Feiter señaló que el análisis del genoma de las plantas podría ayudar “a reducir el uso de pesticidas, reforzar la resistencia natural a las enfermedades o crear nuevos materiales”, además de que mostró el deseo de agricultores y cooperativas de participar en esta plataforma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *