Espacio.- El piloto de la SpaceShipOne estuvo “muerto de miedo” después de que la nave sufriera un desperfecto

NUEVA YORK, 23 (EUROPA PRESS)
Michael Melvill, el piloto de la nave SpaceShipOne, que llevó a cabo el lunes el primer vuelo espacial privado, confesó que estuvo “muerto de miedo” pensando que podría fracasar su misión y “regresar sin vida a la Tierra” después de que la nave sufriera un deperfecto, informa hoy el diario “The New York Times”.
El piloto nacido en Sudáfrica, dijo que la nave SpaceShipOne dio un bandazo hacia la izquierda y sufrió un desperfecto en el sistema de control, lo que lo dejó “muerto de miedo” y temiendo la posibilidad de “estrellarse como un bicho”. En algún momento durante la subida, hasta se planteó la posibilidad de abortar el vuelo.
“Tuve un sentimiento de resignación al saber que no había forma de regresar en una situación como esa”, señaló al rotativ neoyorqino. Melvill activó los controles de seguridad para recuperar el control de la SpaceShipOne, que el lunes sobrepasó los 100 kilómetros de altura, lo que se considera la frontera con el espacio, convirtiéndose así en la primera misión privada al espacio.
Tras tocar tierra, Melvill sacó su brazo por una de las ventanillas como si fuera un vuelo de rutina, y saludó a la multitud reunida en el aeródromo de Mojave, 160 kilómetros al norte de Los Angeles.
El primer vuelo espacial privado de la historia tuvo como protagonista también al inventor de 61 años Burt Rutan, y fue financiado por un millonario co-fundador de Microsoft. Rutan, de 61 años, es un ingeniero aeronáutico que hizo su carrera como piloto de pruebas de la NASA y del Ejército estadounidense en los años 60.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *