Más de 800 científicos de todo el mundo se reunirán en Vigo en septiembre en el más antiguo congreso oceanográfico

El director del Instituto Oceanográfico elogia la “seriedad” de los trabajos de extracción del fuel del Prestige
PONTEVEDRA 22 (EUROPA PRESS)
El Instituto Oceanográfico está organizando la convocatoria de un congreso que reunirá en el mes de septiembre en Vigo a más de 800 científicos de todo el mundo bajo el auspicio del Consejo Internacional para la Exploración del Mar, un organismo que el director del Instituto, Alberto González Garcés, definió como “el más antiguo y prestigioso” a nivel internacional en materia de investigación marina.
González Garcés se entrevistó con el Subdelegado del Gobierno en Pontevedra, Delfín Fernández, para solicitarle el apoyo del Gobierno Central en los preparativos de este simposio anual, que en anteriores ediciones se ha celebrado en capitales europeas como Oslo o Copenhague.
Para el director del Instituto Oceanográfico esta oportunidad de la que se sintió “orgulloso” supone el reconocimiento de que “en el sur de Galicia tenemos una concentración de investigaciones marinas de primer orden” a nivel estatal, europeo y mundial.
Aludió en concreto a la existencia en la provincia de Pontevedra del Instituto de Investigaciones Marinas, el Oceanográfico, el Centro Tecnológico del Mar, las Facultades de Ciencias del Mar, Biología y Economía de la Universidad de Vigo, así como Anfaco-Cecopesca, Sanidad Exterior y la futura Agencia Europea de la Pesca.
EXTRACCIÓN DE FUEL
Alberto González elogió la “seriedad” con la que los técnicos de la empresa Repsol están abordando el operativo de extracción del fuel que queda en el pecio del Prestige y valora que “el riesgo de que venga una segunda marea de rebote es menor, por no decir nulo”. Aunque matiza que “el riesgo cero no existe”, el director del Instituto Oceanográfico se mostró optimista sobre el éxito de la operación, a la que este centro contribuyó estudiando las corrientes marinas en la zona.
El responsable del Oceanográfico se mostró “menos pesimista que hace un año y medio” con respecto a los efectos de la contaminación que provocó el accidente del Prestige.
González Garcés recordó que la zona intermareal y submareal recibieron “masas de chapapote que masacraban cuanto encontraban a su paso”, pero sobre el tiempo que se tarde en la recuperación “al menos en una situación similar a la que había antes” calculó que tendrán que transcurrir un mínimo de cinco años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *